¿Cuál es el colmo de la tontería?

Ver en la misma semana a 4 personas (monos) con sus coches tuneados, las ventanillas bajadas, música a tope, plumífero puesto y un frío de morirse en la calle.