Harto de perder el tiempo

A través de un apunte de Ricargo Galli en su blog (aunque sea un boboapunte), vuelve a aparecer un tema que hace tiempo que me ronda la cabeza, la procrastinación. Y es que hace muchísimo tiempo que veo que no aprovecho el tiempo como antes, cada vez me disperso más en varios temas y acabo por no centrarme en nada.

Tal vez sea deformación profesional, o simplemente hacerme mayor, recuerdo que hace tiempo podía hacer tres o cuatro cosas a la vez y cambiar constantemente de una a otra sin que ello supusiese bajar el rendimiento. En los trabajos en los que he estado, he pasado más tiempo leyendo blogs o documentación que programando o haciendo las tareas que me correspondían, también es que no me daban ningun tipo de motivación, así que acababa tomando la postura de esa gran película que es “Trabajo Basura” de: – no es que sea vago, es que no me da la gana –

El caso es que además de ver que me cuesta centrarme en la vida profesional, también me pasa a la hora de leer textos, sea de blogs o cualquier propaganda que vea por ahí. En ocasiones paso líneas y líneas sin enterarme de nada de lo que pone, sobre todo en textos que empiezan a ser un poco extensos. De todos modos me he dado cuenta que donde menos me pasa es al leer libros, con ellos sí que consigo concentrarme mejor que con textos más pequeños y puede que sea la solución a recuperar la comprensión de los extractos cortos, pero cada vez tengo menos ganas de leer…

Intentaré forzarme o releer libros que me gustaron muchísimo en su tiempo para volver a coger el hábito.

No es una promesa de comienzo de año 😀

Un pensamiento sobre “Harto de perder el tiempo”

  1. Me pasa desde mi tercer trabajo. Año 2001. Que fue exactamente cuando los trabajos, y la tecnología, dejaron de ofrecerme el más mínimo aliciente.

    Ya no leo ni las revistas a las que estoy subscrito.

    Y a un libro le concedo 50 páginas para que me enganche, o no sigo. Condición que ya quisieran muchos artículos online…

Los comentarios están cerrados.