Ruta: Cosgaya – Collado de Llesba – Coriscao

Siempre me han gustado las vistas desde el Coriscao, situado justo entre los Picos de Europa, Fuentes Carrionas y la zona montañosa de Riaño. El no tener picos muy elevados alrededor, proporciona una visión casi perfecta de todos los valles que le rodean.

Se puede subir a él por distintos lugares, pero en esta ocasión elegimos empezar desde Cosgaya por ser una de las más duras. La mayoría de gente empieza directamente desde el Collado de Llesba, al que se puede acceder por carretera desde San Glorio, lo que acorta la ascensión a sólo dos horas. Subir desde Cosgaya implica añadir tres más y salvar un desnivel de unos 1500 metros, así que se convierte en una marcha de algo más de 25 kilómetros y unas 9 horas en total.

La ascensión desde Cosgaya hasta Llesba discurre por una pista perfectamente marcada, eso sí, con muy pocos rellanos donde volver a coger el aliento. Es una subida constante. Una vez en Llesba, y el merecido descanso en el Mirador del Oso, quedan otras dos horas más sin mucha complicación por un sendero bien marcado. Sólo tiene algo de complicación el tramo final, donde la pendiente y el terreno obligan a subir casi en línea recta por un desnivel infernal. Esta vez además tuvimos la complicación de encontrarnos con bastante nieve en el último repecho.

Echamos en falta encontrar alguna fuente por el camino, aunque el deshielo ha disparado la cantidad de agua en los regatos, no es precisamente una zona con excesiva agua.

Y para amenizar el post, un vídeo de mi compi de aventuras montañeras.

Descargar track [gpxspeedchart=hide]