Ruta: Jito de Escarandi – Valdominguero – Casetón de Ándara

Lo primero de todo, aclarar que aunque en el título ponga Valdominguero, no llegamos a coronar la cima, nos quedamos a escasos 100 metros de él, aunque sí subimos al pico anterior de la cresta, el cual no tiene un nombre conocido. Yo al menos no lo he encontrado.

Salimos del Jito de Escarandi a las 8:30 de la mañana, una buena hora teniendo en cuenta cuál es nuestra ruta planificada. La intención era ir hasta la Morra de Lechugales, la ida por la cresta del Pico Boru y las Picas del Jou sin Tierre hasta el Valdominguero y la Pica del Jierru. La vuelta se haría por las traviesas de los dos grajales o bien cresteando por los propios picos hasta dar a las Minas de Mazarrasa.

La niebla llegando desde el macizo del Urriellu

El día se levantó bastante bien para lo que anunciaban, aunque se veían venir las nubes desde el Macizo Occidental, el tiempo aguantó hasta las 10 de la mañana. A partir de ese momento se echó una niebla no muy espesa pero que iba cerrándose cada vez más. Si no hubiesemos tenido el GPS seguramente nos habríamos dado la vuelta en ese momento. A todo esto, estaríamos un trecho más adelante de las Picas del Jou sin Tierre. Para llegar a la cima del Valdominguero, había otros dos picos por los que fuimos cresteando hasta que no pudimos avanzar más. Por la cara Este no vimos manera de seguir, mientras que por la Oeste, la niebla no nos dejaba ver más allá de diez metros. Dando por hecho que no podríamos subir al Valdominguero, y por tanto, llegar hasta la Morra, decidimos volver por la cresta del Pico Soriano y el Cueto de los Senderos. Fue una bajada complicada porque había que guiarse por las líneas de nivel del GPS, había tramos con bastante nieve, empezó a llover y granizar…

Parte del Pico Soriano cuando se empezó a meter la niebla

Fuimos a dar a la Collada del Medio y ya encontramos un camino en dirección al refugio que no dudamos en coger. Llegamos allí a las 3 de la tarde y todavía sin comer, así que devoramos los bocadillos. No había nadie en el refugio, cosa que nos extrañó, pero un rato más tarde apareció un grupo de unos 20 asturianos que bajaban del Sagrado Corazón y se llenó.

El resto de la bajada fue por la pista directa al Jito de Escarandi, mojándonos otra vez como pollos. Para demostrar que llovió bastante pongo la foto de una caída de agua en Poncebos. La cosa pequeña que está en el puente soy yo.

Y ya por último, una foto artística que bien podríamos llamar “Vacas en la niebla

Descargar

Un pensamiento sobre “Ruta: Jito de Escarandi – Valdominguero – Casetón de Ándara”

Los comentarios están cerrados.