Ruta: Fuente Dé – Canal de la Jenduda – Horcados Rojos – Cabaña Verónica – El Cable

Esta ruta tiene un nivel intermedio, excepto en la parte de subir la Canal de la Jenduda, donde ya hay bastante más dificultad. Bien por la pendiente, por estar en una garganta muy estrecha, donde en algunos sitios hay cuerdas para poder subir sin demasiado peligro o las piedras que inevitablemente se desprenden y pueden dar a otros miembros del grupo. La verdad es que se puede evitar subiendo en teleférico, pero yo tenía ganas de subir esa canal.

Parte complicada con cuerdas para ayudar a subir

Para subir esta canal recomiendo que el grupo vaya muy junto si hay pocos componentes o bastante separados si son más. Nosotros nos separamos un poco y casi hay algún percance.

Tramo con más pendiente y más peligroso de la canal

En la zona de la foto anterior, la piedra está muy suelta y el camino más pisado no se distingue bien. Y aunque un resbalón no es fatal, sí que puede suponer cuatro o cinco metros de resbalar por las piedras, algo que no es muy divertido 🙂

Llegando a los Hoyos de Lloroza

La subida a Horcados Rojos por el camino típico no es nada complicada, lo único malo es la cantidad de gente que va, aprovechando el teleférico. Se ve subir a veces a gente que va con zapatos de tacón y hasta con chanclas.

Aquí se puede ver la cantidad de gente que sube a la Torre de Horcados Rojos, una romería

Normalmente se suele subir primero a Cabaña Verónica y después a Horcados Rojos, pero en esta ocasión lo hicimos al revés porque empezaban a llegar algunas nubes y no queríamos perdernos la vista del Naranjo.

El Naranjo de Bulnes con un mar de nubes al fondo, bonito paisaje para comer el bocata

Un amigo que se posó a nuestro lado a ver si le caía algo de los bocadillos

A esto se le llama hacer el cabra

Ahora cuento la historia de la foto anterior. Mientras comíamos, un golpe de viento muy fuerte se llevó hacia esa tremenda pendiente un bastón, un guante, una gorra y una bolsa con basura. La basura fue la que más lejos llegó, justo al lado de una grieta. Pero como me fastidia que haya porquería en Picos no tuve más remedio que bajar a por ella, jugándome un poco el pellejo. Lo malo es que de otro golpe de viento, la bolsa salió volando, dejando atrás su contenido, que recogí después.

El Pico Tesorero, nuestro primer objetivo

Aunque queríamos haber subido al Tesorero, no pudo ser porque todavía había demasiada nieve. Un grupo de montaña de Gijón lo intentó y tuvieron que dar la vuelta. Sin más que hacer, pasamos por Cabaña Verónica a disfrutar de las vistas y volvimos abajo, concienciados de que tendríamos que bajar en teleférico porque la bajada por la Jenduda es un poco peligrosa.

Un hombrecillo tomando el sol con sombrilla-paraguas un poco más arriba del teleférico

Descargar