Independencia, de nuevo

Volviendo del gimnasio (sí, al fin lo he conseguido), iba pensando en mis cosas como casi siempre que voy andando solo por ahí y volví a tener una sensación de independencia que hacía bastante que no sentía, concretamente desde que estuve viviendo en Lieja. No había sentido eso durante la primera semana aquí, así que creo que ya estoy más o menos acostumbrado a mi nueva etapa.

Esta vez el cambio está siendo menos radical, poco a poco voy haciendo las cosas que me gustan, como viajar o hacer actividades distintas. Espero poder hacer lo que no hice en casa, hacer mis primeros pinitos en escalada para poder ir a Noruega y hacer escalada en hielo.

Volviendo al tema de mi independencia, aunque ya de por sí creo que soy bastante autónomo, me gusta serlo aún más, siempre por temporadas cortitas o no tan cortas. No necesito estar rodeado de gente que me comprenda, porque a veces ni yo mismo me entiendo. Me encanta empezar de cero en otro sitio distinto, hacer amigos nuevos y buscarme la vida. También tiene su peligro, sé de gente que lleva varios años haciendo eso mismo y al final acaban cansándose, de no tener un lugar fijo y sí amistades volátiles que normalmente acaban yéndose a otros países.

Además de independencia, he notado otra cosa que no sé muy bien explicar, pero me gusta, mucho más que el sentimiento de no saber dónde me estoy metiendo que tuve justo antes de venir a Madrid. La explicación corta sería algo así como saber que empezaré una nueva aventura y ansia por conocer lo siguiente que va a pasar.

Estoy loco por ir a Oslo y que todo recomience de verdad.

4 pensamientos sobre “Independencia, de nuevo”

  1. Men! Te comprendo prefectamente. Siento exactamente lo mismo cada vez que he hago algo así. Estoy impaciente por llegar a Bruselas y ver qué me espera allí.

    A ver si este finde nos vemos en Madrid, ok?

    Ale.

  2. La vida es demasiado corta como para aferrarse a un trozo de tierra para siempre.

    Yo no veo el día de sacarme el papelajo para poder dame el piro de una vez…

Los comentarios están cerrados.