De vuelta a casa

Pongo casa por poner algo, pero no tengo la sensación de que lo sea. Parece que ha pasado una eternidad en este mes y medio, y de nuevo me siento como pez fuera del agua.

De nuevo, cuando la gente me pregunta qué tal en Madrid, no sé qué contestar. Aunque podría relatar la cantidad de cosas que he hecho una detrás de otra, no me entenderían. No lo entenderían porque no lo han vivido, no han conocido la misma gente que yo, ni hecho lo mismo que yo. Así que cuando pregunten, diré que bien, que me lo he pasado genial, pero no pienso decir una palabra más.

Sólo quiero daros las gracias a todos vosotros, sufridos cambiadores de cintas de backup, por este mes y medio tan fabuloso, que quedará grabado en nuestro recuerdo y en los casi 7 gigas de fotos.

¡¡¡Nos veremos por el mundo!!!