Ruta mixta: Bjerregaards gate – Sognsvann – Holmenkollen

Salí por la mañana en dirección a Sognsvann de nuevo, aprovechando que hacía sol y estaba todo despejado. Pretendía subir hasta el lugar donde saqué las fotos del fiordo el fin de semana pasado aprovechando que hubiese menos neblina. No fuí capaz porque subí por otro lugar distinto y una vez arriba, todos los caminos a los que no había dado el sol, estaban con una capa de hielo curiosa. En la entrada del lago até la bici y me puse a andar por el lateral del lago que no había visto y luego hacia el sur, como volviendo a Oslo. Dí un rodeo bastante curioso a una central eléctrica enorme y volví al mismo lugar para recoger la bicicleta.

El suelo helado en los alrededores del lago

Isla en el lago Sognsvann

Durante el paseo a pie, fue donde más fotos saqué, no sé si porque andando es como mejor se aprecia el entorno, o porque realmente era la parte más bonita de la ruta. La verdad es que podía haberla hecho en bici, porque una vez pasada la primera parte más sombría, no había tanto hielo y se formó un carril de toda la gente que pasaba por allí, pero me alegro de haber estirado las piernas.

Nueva modalidad de volleyball: volley-nieve

Campos helados con un jinete

Cuando Sognsvann ya no pudo darme más, bajé de nuevo, intentando ir hacia el oeste, donde se encuentra Holmenkollen y su famoso salto de esquí. Aunque ya está en chasis, (lo están desmontando para construir uno nuevo) merece la pena subir por las vistas. El caso es que para llegar a Holmenkollen, no se puede recorrer ningún camino que no pierda altura, así que a bajar y luego a subir de nuevo. Lo malo fue que en el cruce para desviarse hacia allí, ponía 5km o así, y claro, yo todo machote me dije: 5km en bici no son nada, tardaré poquito. No tardé demasiado, pero eran 5km con una pendiente infernal, sobre todo para mí que no estoy acostumbrado a la bicicleta. Además con el frío que empezaba a hacer y yo sudando como un cerdo, parecía un búfalo con todo el vaho que me salía de la boca. La gente me miraba algo raro porque a estas alturas ya nadie sube en bicicleta y mucho menos tal y como iba yo, sin gorro, en pantalones vaqueros y una mochila de ir a la playa 😀

Vista de Oslo desde Holmenkollen, lástima de obras justo en la parte baja de la foto

Y eso fue todo ese día, que no es poco, sobre todo teniendo en cuenta que la noche anterior habíamos tenido fiesta de bienvenida/Halloween en casa y nos acostamos a las 5 de la mañana.

Descargar track

Un pensamiento sobre “Ruta mixta: Bjerregaards gate – Sognsvann – Holmenkollen”

Los comentarios están cerrados.