Ruta: Maridalsvannet – Sognsvann

La gente podrá decir que estamos locos, pero un poco de lluvia nunca viene mal. Al fin pude ver el último de los lagos más cercanos a Oslo y el más grande de todos. En realidad no es un lago, sino un embalse enorme del que se abastece toda la ciudad.

El embalse Maridal desde su parte más cercana a Oslo

Nuestra idea inicial, era rodear Maridalsvannet entero andando, siempre que viésemos que teníamos bastante luz. Ahora mismo ya está anocheciendo a las 16.30 aproximadamente, pero en el caso de ayer estaba muy nublado.

Otra vista del embalse desde más al oeste

Recorrimos la orilla del embalse hasta llegar a la carretera general (Maridalsveien) y seguimos un rato más caminando bajo la lluvia. Como veíamos que no daría tiempo a dar el rodeo, tomamos el camino más directo hacia Sognsvann atravesando el bosque. Los senderos están marcados perfectamente, es dificilísimo perderse, pero sigue sin llamarme la atención andar por un bosque. Me agobia la sensación de estar en un espacio cerrado, lo que me gusta es poder ver paisaje abierto.

Zona con agua en medio del bosque

Además he descubierto que me oriento peor entre árboles, sigo sabiendo la dirección aproximada en la que avanzar, pero no con tanta precisión al no tener referencias bien visibles. Tampoco es algo que me preocupe demasiado cuando empiece la temporada del año que viene, porque ahora que ya he cargado los mapas en el GPS y he visto la precisión que tienen, me quedo mucho más tranquilo.

Descargar track [gpxspeedchart=hide]