Jubilarse o morir

Hoy toca lección de estadísticas y de comparación de fuentes periodísticas.

Tenía un borrador medio hecho sobre este tema desde hace varios meses y al fin voy a finiquitarlo, porque ha habido una noticia estos últimos días que ayuda a completarlo.

La noticia es la publicación de los resultados de una encuesta que se realiza todos los años, pagada por la Comisión Europea y denominada SHARE (Survey of Health, Ageing and Retirement in Europe). No me he leído los resultados como tal, sino la nota de prensa publicada por la gente del proyecto, que más o menos tendrá un resumen bastante exacto del tema. Yo voy a resumir el resumen, a riesgo de cometer errores…

Los resultados pretenden mostrar las diferencias de la población de más edad entre los distintos países de la UE que han participado en la encuesta. Se distinguen dos grupos bastante diferenciados, como son la zona Norte y la Sur. Y para rizar el rizo, separa esas diferencias en cuanto a cuatro aspectos de la vida cotidiana: salud, empleo, familia y sociedad, y estado económico.

  • Con respecto a la salud, los europeos del Norte son más sanos que los del Sur, pero éstos viven durante más tiempo. Las personas con educación son más activas que las que no tienen estudios, que tienden a padecer de obesidad. Y el alto estado socio-económico hace que seas menos propenso a la depresión.
  • En cuanto al empleo, las personas con mejor salud, se jubilan más tarde. Hecho que también se produce cuando los trabajadores están en un entorno agradable durante su vida laboral pre-jubilación.
  • En lo referente a la familia y sociedad, los mayores de 65 pasan más tiempo con la familia, sobre todo cuidando nietos. Hay más voluntarios en la Europa del Norte que en la del Sur.
  • El estado económico no lo entiendo muy bien, pero creo que quiere decir que la desilgualdad en el consumo es más baja que la desigualdad financiera. Es decir, que aunque tengas poco dinero, sigues dejándote las perras…

De todo esto se deduce que la gente en el Norte de Europa vive menos tiempo que los de la Sur, pero tienen una mejor calidad de vida al estar más sanos y ser más ricos.

Ahora paso a comentar lo que dos medios de comunicación dicen sobre este informe:

El artículo de Europapress es el más cercano al texto original, pero con un par sueltan que los países del Sur deben mejorar sus sistemas geriátricos para asegurar que no sólo las personas vivan más, sino que su calidad de vida mejore.

Pero lo de La Vanguardia (a su vez extraído de EFE) ya es de risa, sostienen, y cito textualmente: “Vemos que las personas que se jubilan pronto, durante dos años parecen satisfechas, pero pasado esos dos años se observa un deterioro de su salud y también de su satisfacción, que tiene que ver con la pérdida de sus redes sociales, de sus círculos de amigos, muchos de ellos están vinculados con el mundo laboral” y “Observando el envejecimiento de la población, es necesario incentivar a las personas para que trabajen más tiempo, porque si todos van a vivir más es necesario extender la vida laboral”.

Así que nada, más horas esclavizados en el trabajo. Que total, ya que conseguimos vivir más, es de recibo que agradezcamos a los jefes el favor que nos hacen, trabajando más tiempo, que sino nos aburrimos… Y volvemos a lo de siempre, al Derecho a la Pereza.

Lo que no se dice en ninguno de los dos artículos es que la calidad en el trabajo influye en el tiempo de vida de la gente y puedo dar fe que uno de los motivos por el que los nórdicos viven mejor, es porque no se pasan el día trabajando de sol a sol (ahora mismo sería de luna a luna). A las 3-4 de la tarde, ni un minuto más de lo que es su horario laboral, dan carpetazo y se largan a casa o a hacer lo que les dé la gana, es decir, saben perfectamente distinguir entre la vida laboral y la personal. Creo que aquí tienen mucho más claro que trabajan para vivir, mientras que en España y los países del Sur se vive para trabajar, como algo que nos han inculcado desde hace tiempo, cuantas más horas calientes la silla, más agradecido estará tu jefe.

Y no sólo eso, en Noruega he visto a señores bastante entrados en años, practicando nordic walking asiduamente cada fin de semana. O si me remonto a no hace mucho, en los Países Bajos, a señoras también mayores, yendo en bicicleta a hacer la compra y cargar las bolsas en los manillares. Por contra tengo el ejemplo de mi ciudad natal, Santander, donde la población jubilada ha invadido el lugar y cada día puedes ver señoras bajando del autobús a las que sólo les falta un arnés, mosquetones y cuerda para hacerlo escalando o señores cruzando pasos de peatones con lentitud pasmosa con un miedo constante a ser atropellados. Puede que sea cruel, pero es una imagen bastante habitual en Santander.

No se trata de si se trabaja más, si la dieta mediterránea es mejor, si el frío hace que nos mantengámos jóvenes. Se trata de una actitud frente a la vida, de no apoltronarse en un sofá y dejar pasar los días sin hacer nada.

Enhorabuena y mis disculpas a los que han llegado hasta aquí 🙂

3 pensamientos sobre “Jubilarse o morir”

  1. Por no decir que en España existe la cultura de “estar en la oficina el mayor tiempo posible, haciendo lo menos posible”. Es decir, las horas de oficina son muy superiores a la media europea, pero las horas de trabajo son bastante inferiores. Lo cual no deja de ser una chorrada, que te hace estar más quemado en tu trabajo y te hace rendir bastante menos.

  2. La jornada laboral no debería durar más allá de las 3 del mediodía, y no sobrepasar nunca las 6 horas. Los del sector servicios y hostelería que se jodan, que yo quiero tener vida social, o que se repartan el curro entre más y que trabajen sólo 6 horas:-D

    Yo estoy dispuesto a trabajar sólo 6 horas al día, y a cobrar sólo por 6 horas al día y a estar centrado en el trabajo sólo 6 horas al día, si realmente todo fuesen sólo 6 horas al día. Porque la misma promesa nos hicieron con las 8 horas, y ni cobro lo que realmente valen 8 horas, ni se trabajan 8 horas. Así que ¿porqué debo estar centrado las 8 horas?

Los comentarios están cerrados.