El invierno en Noruega

Aunque ha tardado en llegar, el invierno ha hecho acto de presencia entre nosotros. Después de mucho tiempo queriendo que hiciese frío y nevase en condiciones, cuando en el resto de Europa había una tremenda ola de frío, mi deseo parece haberse cumplido.

Dicen que estamos teniendo un invierno como los de hace muchos años, con una buena capa de nieve y con frío intenso. Lo cual siempre daba paso a un verano caluroso y despejado. Ya veremos si es cierto.

Parece mentira que te acostumbres a ir al trabajo todas las mañanas andando sobre la nieve y el hielo, como si siempre hubiesen estado ahí. Que ya no parezca raro quitarse los zapatos al entrar a casa de alguien para evitar poner todo perdido de nieve descongelándose. Que alguna vez me sorprendiese que con 0ºC hace calor. Aunque siempre lo haya dicho, que esa es la temperatura ideal, ni frío ni calor.

Muchas cosas han cambiado desde el otoño, una de ellas es el río. Pongo una foto antigua y otra actual para poder comparar.

Bici en Akerselva

Esta es una cascada que forma el río Akerselva muy cerca de mi casa en otoño

Cascada de Akerselva congelada

La misma cascada pero casi totalmente congelada en invierno

Como puede verse, aquí tenemos la consecuencia de pasar más de una semana a -15ºC. Vale que no es lo mismo que han podido pasar en Ottawa u otras ciudades del planeta donde se llega a más de 30 grados bajo cero. Pero yo nunca había vivido esto.

Otra de las cosas que sorprende aunque da un poco de cagalera cuando paseas por la calle son los carámbanos de hielo que se han formado en las cornisas de los edificios. En cuanto sale un poco el sol, caen a plomo, y casi todos los años hieren o matan a alguna persona.

Carámbanos de hielo

Esos carámbanos son los del edificio en el que vivo, listos para trinchar la cabeza a alguien 🙂

Pero la verdad, no paso frío. El clima aquí es muy seco, así que si te abrigas bien no tienes por qué pasarlo. Y ciertamente compensa porque la nieve aguanta en mejores condiciones. Y así poder esquiar.

2 pensamientos sobre “El invierno en Noruega”

Los comentarios están cerrados.