Ruta esquí: Frognerseteren – Tryvannstua – Kobberhaughytta – Kikutstua – Fortjernbråtan – Skjersjødammen – Ullevålseter – Sognsvann

Y aquí viene la ruta más larga de las que he hecho hasta ahora. Unos 30 kilómetros, muy bien invertidos, en los que el día acompañó para avanzar lo más lejos posible y aprovechar todas las horas de luz que tuvimos.

Se parece mucho a la última ruta publicada, ya que en aquella ocasión también quise ésto mismo, pero fue imposible porque no tenía tiempo. Además al ir acompañado, el ritmo fue mucho más ligero, a lo que hay que añadir que pasé olímpicamente de ir por todas las cabins que nos pillasen por el camino.

Subida a Kobberhaughytta

Subida a Kobberhaughytta, distinta a la que hice la última vez

Hasta Kobberhaughytta el recorrido es prácticamente el mismo. Además sabía que justo después de esta cabin, había que subir una cuesta bastante fuerte en la que yo me dí la vuelta después de un rato recorrido. Desconocía por completo la distancia que habría que subir, pero mi GPS y las señales que encontramos, marcaban que Kikutstua estaba a poca distancia, unos 5 kilómetros.

Lago

Otro lago congelado de los muchos que cruzamos

Imagino que de no haber podido cruzar lagos congelados, el tiempo hasta Kikutstua habría aumentado considerablemente, así como el de vuelta, donde atravesamos un lago mayor que el de Sognsvann.

Llegando a Kikutstua

Al fondo puede verse Kikutstua, y sí, estoy encima de otro lago congelado

Ni siquiera paramos en el refugio a comer, nos pusimos en marcha directos hacia Ullevålseter, temiendo que se nos hiciese de noche. Afortunadamente había marcado en el GPS los puntos que había que seguir para llegar a donde queríamos y entre éso y las señales de los cruces, no hubo ningun problema.

Camino en el bosque

Este camino por el bosque nos llamó la atención a los dos

Río nevado

El agua que salía de la presa formaba esta bonita estampa

Ya en Ullevålseter y prácticamente de noche, comimos los bocatas que teníamos lo más rápido posible porque teníamos un invitado hambriento con nosotros. Para más inri, el refugio-restaurante cierra a las 17:00 los fines de semana, algo que me ha parecido muy curioso porque se supone que es cuando más gente hay haciendo deporte.

Caballo y yo

El caballo feliz hambriento y yo, con pinta de mendigo

La nieve se empieza a derretir y dentro de poco tocará ir a buscarla más al norte. Se va a acabar el chollo de coger el metro, salir y ponerte los esquíes…

Descargar track