Oslo-caca-bus

Cualquiera que lea el título del post, puede pensar que estoy harto de los retrasos del servicio público de transportes de Oslo, la poca frecuencia de los metros el fin de semana o la cara poco amigable del conductor. Nada más lejos de la realidad.

Leo en “El próximo viaje” a través de menéame, que la ciudad de Oslo comenzará una prueba piloto en el mes de septiembre en la que pondrá en marcha autobuses impulsados por metano extraído de materia fecal humana. Todo ello dentro de un plan del gobierno noruego en el que pretende que el país sea CO2-neutral en el año 2050. Si la cosa sale bien, lo extenderán a toda la flota de autobuses.

Así que para ayudar a salvar el planeta, yo digo: ¡A comer mucha fibra!

Un pensamiento sobre “Oslo-caca-bus”

  1. Pues nada tío…ya nos dirás a qué huele la ciudad cuando empiecen a usarlos…aunque tendrás poco tiempo para disfrutarlos…así que mete bien el hocico…jejeje

Los comentarios están cerrados.