Ruta esquí: Voksenkollen – Tryvannsstua – Frognerseteren

Como ya anticipé en el post anterior, no podía dejar pasar la ocasión de ir el último día a esquiar. Sabía que la nieve no iba a ser tan perfecta como la que habíamos tenido durante el invierno. Pero esta vez se trataba de despedir la temporada de esquí de una vez por todas.

Bajando

Como puede verse, todavía estaban marcadas las guías

No tuvimos oportunidad de hacer mucha virguería, yo iba con miedo por todo el tiempo que no me había puesto los esquíes y la nieve no era la mejor para caerse.

Nieve sucia

Puede verse la cantidad de porquería que había encima de la nieve

Cuando llegamos a la zona donde la nieve desaparecía casi por completo, tocó dar media vuelta y volver al mismo sitio.

Final del camino

Aquí tuvimos que dar la vuelta, ya no se podía avanzar más

En la vuelta comimos unos bocatas que sentaron genial, sobre todo con el solecito que pegaba, y es que ya va haciendo un tiempo buenísimo. Parece mentira que hace nada Oslo estaba sepultada bajo la nieve.

Creo que puedo dar por acabada la primera parte de mis objetivos montañeros con un resultado bastante bueno. Podía haber sido mejor si no hubiese estado casi dos semanas enfermo, después de las cuales acabé hecho un trapo.

Ahora toca empezar una pequeña temporada intermedia en la que estoy algo descolocado. No sé muy bien si empezar a ir a alta montaña para conocer el terreno, si apuntarme a actividades con el grupo de montaña de Oslo o disfrutar del buen tiempo que parece que nos está haciendo estos días.

Ya se verá.

Descargar track