Timo a la vista

El otro día recibí una carta un poco rara a mi nombre en la Oficina Comercial. Venía de España y sin remite, aunque en el sello ponía que procedía de Málaga. Con bastante intriga la abrí y encontré las dos hojas siguientes:

¿A quién pretenden engañar?

Me imagino que los timadores se dediquen a buscar direcciones en GuleSider, las páginas amarillas online de Noruega y envíen el mensajito de marras a todo quisqui. Podían molestarse un poco en comprobar que no tenga nombre español, o al menos en mejorar un poco la falsificación, porque es cutre a más no poder. ¿Habrá noruegos que piquen con esto? De todos modos, amigos de la “La Primitival Foundation Promotion”, gracias por hacerme pasar unos agradables momentos de risa incontenida.

5 pensamientos sobre “Timo a la vista”

Los comentarios están cerrados.