Oslo Maraton 2011 (Carrera)

¡Yepa! Esto va una semanita tarde pero estaba esperando a la inspiración y a tener todo el material disponible porque no quería estar goteando datos constantemente. Lo primero de todo: ¡terminé! Hice un tiempo de 3:44:46, lo cual son 23 minutos menos que el año pasado, pero 24 más de los que tenía pensado hacer éste. Hay que recordar que mi objetivo eran 3 horas y 20 minutos. Y eso deja con un sabor agridulce bastante extraño.

Veamos si alguien me encuentra entre toda esta gente…

Empecé en la segunda oleada y no pude acercarme a las liebres de 3:30 o 3:45 antes del pistoletazo de salida por la cantidad de gente que había. Los primeros  6-7 kilómetros estuve yendo a un ritmo un poco inferior del de carrera y adelantando a muchísima gente por haber salido tan atrás. En el primero puesto de avituallamiento hubo un poco de caos por el cuello de botella que se formaba, pero seguí adelantando gente. Me encontraba muy bien e iba dentro de los tiempos planeados.

Llegué a la distancia de media maratón muy bien, fresco como una lechuga y con ganas de seguir. Sabía que esta vez el “muro” iba a llegar en todo su esplendor y estaba algo pendiente de ello. Aproximadamente en el kilómetro 28 bajé un poco el ritmo para que no fuese demasiado fuerte, pero creo que eso daba igual. Aun así me encontraba posicionado entre las liebres de 3:15 y 3:30 (más cerca de la segunda que de la primera) con lo que todo iba segun lo previsto.

Esta foto es del km 31, en el que todavía me encontraba muy bien

Fue en el kilómetro 33 donde noté una falta de fuerzas total y un montón de pensamientos negativos que me inundaban. Estaba sintiendo el famoso “muro” y aunque es mi segunda maratón, la sensación era nueva. Sabía que en este momento tienes que tirar de motivación y ser positivo porque el cuerpo hace todo lo contrario para que pares y dejes de torturarlo. Sabía lo que hacer, pero no podía ser positivo. De todos modos seguí corriendo aunque el ritmo iba siendo cada vez más lento como puede verse en la siguiente tabla y en la gráfica.

Punto Tiempo min/km km/h Tiempo vuelta min/km km/h
5 km 0:24:49 4:58 12.09 0:24:49 4:58 12.09
14 km 1:09:11 4:57 12.14 0:44:23 4:56 12.17
18 km 1:29:22 4:58 12.09 0:20:11 5:03 11.89
19,5 km 1:36:39 4:58 12.11 0:07:17 4:52 12.37
26,1 km 2:11:11 5:02 11.94 0:34:33 5:14 11.47
35,1 km 3:01:27 5:11 11.61 0:50:16 5:36 10.74
39,1 km 3:25:06 5:15 11.44 0:23:40 5:55 10.15
40,6 km 3:34:12 5:17 11.36 0:09:07 6:15 9.62
42,195 km 3:44:46 5:20 11.26 0:10:34 6:28 9.29

 

Hacer click para ver la gráfica más grande

La distancia hasta el último punto de avituallamiento en el kilómetro 39 se me hizo eterna y esos dos últimos kilómetros hasta la meta fueron un sufrimiento continuo. Sé que era más bien psicológico porque aunque a ratos me daban calambres en una de las piernas, otras veces conseguía sobreponerme y recuperar mi ritmo de carrera normal. Los dos últimos kilómetros sí que fueron horribles. Daban ganas de parar y terminar la carrera andando, pero con el apoyo de algún otro corredor y un último esfuerzo llegué a la meta.

En la llegada a la meta intenté llegar lo más digno posible

Terminé feliz, pero no tanto como el año anterior porque mi objetivo había quedado bastante lejos a pesar de bajar tanto la marca. Estaba seguro que lo podía haber hecho aun mejor. Es curioso porque lo primero que dije a mis amigos al acabar fue “no dejéis que me apunte el año que viene” y al día siguiente ya tenía ganas de volver a correr.

Comprobando si la medalla era de metal

Es curioso porque siempre sale alguien arrastrándose en las fotos de meta

El sufrimiento personificado

Tardé mi buena media hora en ser capaz de calmar las pulsaciones que llevaba aceleradísimas, me costó muchísimo sentarme en el césped para estirar y más aún volver a levantarme. Pero después de ese espacio de tiempo en el que estaba completamente vulnerable me encontré mucho mejor e incluso hasta tuve hambre. Me comí dos plátanos y bebí un montón de líquidos. ¡Hasta me animé a ir andando a casa! Y eso que es una media hora aproximadamente.

La recuperación fue genial. El segundo día ya fuí a dar un pequeño paseo corriendo para quitar las pocas agujetas que me quedaban y al día siguiente desaparecieron. Sin duda lo mejor de haber entrenado tanto es que la recuperación ha sido muy rápida.

Ahora que ya está hecho, pretendo no volver a competir en maratones, pero es difícil de decir. A veces me levanto con serias dudas sobre por qué no hacerlo. El único motivo que tengo es que consume muchísmo tiempo y esfuerzo. La recompensa merece la pena, pero… ¿tanto? Ya se verá.

7 pensamientos sobre “Oslo Maraton 2011 (Carrera)”

  1. Hola, me llamo Jose Luis y soy de La Coruña. También corro maratones y buscando información sobre el Maratón de Oslo, he encontrado este blog. Podrías describirme un poco el circuito (si el perfil es llano, si sopla mucho el viento…) y si a nivel organizativo merece la pena ese maratón? Estoy buscando un maratón llano para bajar de 2h 55´ y si este está bien de paso hacía turismo, pues Noruega es un país que me gustaría conocer.
    Gracias por adelantado.

  2. Hola José Luis.

    La verdad es que el recorrido ha ido cambiando estos últimos años porque la zona del centro está siendo reformada profundamente. En principio el perfil es bastante llano salvo algunas cuestas un poco molestas, pero son muy pocas. El viento puede ser un factor bastante a tener en cuenta porque un buen tramo del recorrido va al lado del mar y aunque el fiordo de Oslo está bastante protegido del viento, en días un poco inestables puede ser bastante fuerte.

    Si necesitas más información contacta conmigo a través del formulario de contacto para poder escribirte por email.

    Un saludo.

Los comentarios están cerrados.