Archivos de la categoría Sociedad

Atentado terrorista en Noruega

Varios días han pasado ya desde el coche bomba y el tiroteo en Utøya. Mucho se ha dicho y escrito sobre el tema, sobre el autor. Comentarios acertados y no tan certeros, información sesgada… Y yo creo que todaví­a tienen que pasar semanas, puede que meses, para que entendamos realmente el porqué y el resto de preguntas que a todos nos rondan por la cabeza.

¿Cómo viví­ yo ese fin de semana? Un fin de semana negro, que tardará en olvidarse. Estaba de camino a casa, a unos 200m del lugar donde estaba el coche-bomba pero con un par de bloques de edificios interponiéndose. Todo fue bastante caótico pero recuerdo exactamente la secuencia de eventos. Primero, un pequeño silencio de apenas medio segundo. Luego la explosión con un sonido seco y tremendamente fuerte, nada parecido a las explosiones del cine que serí­an todo lo contrario a lo que viví­, en lugar de un “boom” con muchas oes, fue más bien un “planck” cortito. A continuación, un empujón en la espalda por la onda expansiva y cristales de escaparates y edificios reventándose alrededor. Cuando conseguí­ recomponerme, me dí­ cuenta que los timbres de las alarmas de incendios sonaban constantemente y todo el mundo salí­a a la calle para ver qué habí­a pasado.

El resto del fin de semana lo pasé avisando a familiares y amigos de que estaba bien e intentando conocer todas las noticias sobre la bomba y más tarde sobre el tiroteo en una isla de un lago cercano a Oslo.

La sociedad noruega está totalmente conmocionada y creo que tardarán bastante tiempo en recuperarse, prueba de ello es la manifestación multitudinaria que hubo en Oslo el lunes pasado, con más de 100.000 personas en las calles de la capital y cantidades similares en otras ciudades del paí­s.

Me parece curioso que después de descubrir quién era el causante y que era una única persona, rápidamente se usase el término loco para definir su comportamiento. ¿Loco? ¿Será un loco? ¿O simplemente un fanático? ¿Igual de fanático que ésos que se ponen bombas en la cintura y se lanzan contra tumultos de gente? ¿O ellos también son locos? Vaya lí­o…

Veremos qué sale de todo esto.

Aclaraciones sobre la #spanishrevolution

Como veo que hay muchísima gente perdida en este mar de información, y aunque muchos otros ya lo han hecho antes que yo, quiero repasar qué está pasando en las plazas españolas y cómo se ha llegado hasta aquí. Qué es lo que se pretende y los medios que se han utilizado para difundir el mensaje.

Primeramente, comprendo que mucha gente no es capaz de seguir semejante avalancha de información porque los métodos usados para difundirla son modernos y “de jóvenes”. Por eso creo que la mayoría de gente indignada son jóvenes que tienen accesos a esos métodos y son más duchos en manejarlos. Hoy en día no se puede confiar en los medios de información tradicionales, está claro que están manipulados por partidos, gobiernos, colectivos y empresas. Internet permite buscar fuentes de información alternativas y en cantidades que casi son imposibles de manejar. Por eso hay que ser cuidadoso con la información que te llega y te enseña a ser crítico con lo que te está bombardeando. Algo que se había perdido con los medios tradicionales con los que simplemente eras una esponja en un día de lluvia.

Twitter y Facebook son dos herramientas que forman parte del mundo de las redes sociales. En ellas tú eliges la información que quieres recibir, eliges las personas que te inspiran confianza y como máxima ventaja, muchos otros usuarios como tú valorarán si el dato es bueno o malo. No es un método seguro al 100%, porque ya sabemos que la mayoría no siempre tiene la razón. Pero al menos es bastante más democrático que lo tradicional.

Ahora pongo un enlace que resume bastante bien todo el proceso de las distintas iniciativas que se han creado desde hace unos cuantos meses y que arrastran el rencor de unos cuantos años de malas gestiones gubernamentales.

Entendiendo la #spanishrevolution por Enrique Dans

El resumen es que la gente está cabreada y cansada. De pagar el pato los de siempre, de que su única representación en la política sea un papel que echan a una urna cada cuatro años y que además, ese papel no vale lo mismo dependiendo de dónde y a quién votes, creando ciudadanos de primera, de segunda categoría y sin voz ni voto. Están indignados con los pactos para asegurarse el poder, de ver que al final, voten lo que voten, no importa. Porque los partidos no siguen la voz del pueblo sino la del capital, creando una democracia ficticia.

La gente que está en la calle, no pide votar a uno o a otro partido, no pide que votes en blanco, nulo o que te abstengas. Incitan a que votes con cabeza, que seas crítico, que te informes sobre lo que votas y sobre todo, que el bipartidismo se ha comprobado que no es una opción válida de representación. Lo que quieren es que pienses. Y éso es lo que más temen los que están en el poder, que la gente empiece a pensar.

Toca un vídeo para explicar lo que es la plataforma #nolesvotes, que NUNCA PIDE QUE NO VOTES, sino que dejes de votar a los partidos que van contra la voluntad popular.

Y para finalizar con los enlaces externos, ahí va uno de Ignacio Escolar que deshace todas las mentiras que se están virtiendo sobre Democracia Real Ya.

Diez mentiras sobre Democracia Real Ya por Ignacio Escolar

Ya por fín acabo con dos últimas reflexiones, una de ellas bastante directa 🙂

A todos aquellos que piensan que la manera de castigar es no votar, que reflexionen y lo hagan porque les da igual el resultado electoral ya que estarán de acuerdo con cualquier resultado que salga. Pero quiero recordárles un par de cosas. La primera es que hubo muchísima gente que perdió todo luchando por conseguir algo parecido a lo que tenemos ahora y se merecen un mínimo respeto. La segunda es que nunca, y quiero decir NUNCA, permitiré que la más mínima queja sobre sus gobernantes o políticos salga de la boca de alguien que no ha votado, porque esa persona para mí habrá perdido todo el crédito que pudiese tener.

No sé en qué acabará esto. Sé que de momento se intenta mantener la propuesta alejada de partidos políticos. Sé que la gente que está acampada en las plazas de España es gente normal, sin ningún tipo de ambición más allá de tener una vida tranquila y que no les tomen el pelo. Es gente que espero que continúe la lucha para que cambie la forma de gobernar y de que la gente participe en los gobiernos.

Viendo todo lo que está pasando, por primera vez en mi vida, me siento orgulloso de haber nacido en España.

Enlace extra: El voto en blanco y el no les votes (Descubre lo que votas aunque no votes)

Los medios de desinformación y el #15m

Desde este humilde blog, quiero difundir lo que pasó ayer en toda España y prácticamente ningún medio recogió. Y lo que es peor; ni recoge, ni recogerá. Miles de personas se manifiestan sin ningún tipo de asociación, sindicato o partido político organizándolo y lo único que sale en los periódicos es fútbol y los desmanes del máximo mandatario del FMI. Afortunadamente existe Internet y estas cosas no quedarán en el vacío de la desinformación.

1, 2, 3

Y en Santander:

1, 2,

Pero sobre todo, buscad en twitter por #15m, #democraciarealya o #nolesvotes

Sirva ésto como mi pequeño grano de arena a difundir la iniciativa.

Actualización: Otro enlace más

La crisis de los 30

Voy a aprovechar el día de mi cumpleaños para hablar sobre la primera de muchas crisis, la famosa “crisis de los 30“. Calma, todavía no me ha dado, pero me adelanto a los acontecimientos 🙂

Es un período que suele estar comprendido entre los 25 y los 35 tirando por lo alto y en el que teóricamente dejas de ser joven. Teóricamente.

En mi opinión, no existe tal crisis, es como una especie de segunda adolescencia en la que pasas de no preocuparte por nada a tener que pensar en el futuro. Son cambios similares a los de la adolescencia pero ahora ya somos conscientes de ello, y nos asusta. Se supone que es momento de sentar la cabeza, tener un trabajo, una casa, un coche y lo más importante, una hipoteca.

Y digo yo, ¿por qué hay que asentarse?

Lo que más nos empuja a ello es el miedo al futuro y a los planes a largo plazo. Pero también la sociedad, el entorno y el reloj biológico (algo que está mucho más marcado en las mujeres).

Es una época oscura, porque mientras ves que la mayoría de amigos de tu edad se casan y hasta tienen hijos como si fuese una reacción en cadena, un pequeño grupo se resiste y salen de fiesta siempre que pueden, hasta el amanecer y se emborrachan como si tuviesen 18 años. Así que tenemos los dos extremos, el exceso de responsabilidad del futuro y la resistencia a hacerse mayor continuando con los hábitos de unos años atrás.

Yo creo que tengo la suerte de no estar en ninguno de esos dos grupos. De momento. Soy más de la opción de aprovechar y vivir el momento. Sé que ahora mismo puedo hacer cosas que hace unos años no podía y también que ahora hago cosas que en unos años no podré. Pero todo es un ciclo, cada etapa tiene sus pros y sus contras, cada momento es único para hacer una cosa en concreto.

Además, si a los 35 nos vamos a empezar a preocupar por la crisis de los 40… ¡menudo sinvivir!