Archivo de la etiqueta: carrera

Oslo Maraton 2011 (El hierro y actualizaciones)

Durante el entrenamiento de este año he tenido bastante cuidado con la alimentación después de que el año pasado tuviese una anemia ferropénica que me obligo a tomar suplementos de hierro. Es bastante común entre los corredores padecer déficit de hierro si no se consume más de lo habitual porque se gasta muchísimo más que en un estado normal. En Vitónica es uno de los temas más tratados y allí es donde encontré este artículo del top 6 de alimentos ricos en hierro.

He conseguido no tener anemia este año siguiendo una dieta variada y rica en hierro, a pesar de hacer un entrenamiento mucho más fuerte que el año pasado. Hay que tener una cosa en cuenta sobre el consumo de alimentos ricos en hierro y es que para conseguir una mejor asimilación, hay que evitar los lácteos durante las comidas con alto contenido en hierro y procurar complementar la comida con vitamina C, contenida en cítricos.

El mundo del deporte de nivel un poco más alto del amateur es un universo en sí mismo. Si vamos a deportes de élite, la cosa ya es una locura de analíticas, controles, pruebas y sacrificio personal.

Pasemos ahora a mi estado de forma, ya que el sábado tendré una carrera y me servirá como recopilación de que todo está bien.

Hace aproximadamente un mes fui al médico porque estaba padeciendo mareos repentinos y dolores de cabeza bastante molestos. Le comenté mis problemas con el hierro del año anterior y me hicieron un análisis de sangre. No se encontró nada fuera de lo normal y todos los síntomas desaparecieron en el momento que empecé a tomar un par de cereales extra con el desayuno (quinoa y teff). No sé si éso es el motivo o alguna otra cosa, tal vez solo estuviese arrastrando mucha fatiga acumulada.

Entreno prácticamente todos los días a la semana salvo uno que suelo descansar. Además a las sesiones de carrera añado un día o dos a la semana de entrenamiento en máquinas en el gimnasio para no perder más masa muscular de la que ya he perdido. Tengo unas 40-45 pulsaciones por minuto en reposo y soy capaz de mantenerme a ritmo de carrera en los entrenamientos durante una hora sin problema, ni agujetas, ni cansancio. El único dato que me falla un poco es el porcentaje de grasa. Tengo un 15% según mi báscula y debería estar rondando el 10%. No va a suponer una gran diferencia pero cuanta menos carga inútil lleve encima, mejor para mis rodillas.

Hoy es martes y el sábado correré la media maratón de Stavanger. La predicción del tiempo es bastante mala como puede observarse en yr.no. Si la precipitación normal de un día lluvioso son 9mm, para el sábado hay previstos 20. Espero que cambie un poco en estos días o tendré que cambiar las zapatillas por una canoa.

Oslo Maraton 2011 (Hadeland Maraton)

Como preparación para este año, he participado en la Maratón de Hadeland, una competición que se organiza en el pueblecito de Grymyr, a una hora y cuarto al norte de Oslo en coche.

Ya me parecía que la competición debía ser un tanto familiar por el método de inscripción (mandando un e-mail a un amable señor que se encargaba de todo) y la ubicación de la prueba. De todos modos anunciaban a bombo y platillo que había participantes internacionales, así que lo mismo hasta era conocida. Luego resulta que este año, fuimos 6 extranjeros, y yo iba con otro amigo español de Oslo, así que a echar cuentas…

Pero vamos, que mejor ser poquitos y bien avenidos a una multitud loca. Además, lo que más me preocupaba antes de la carrera era ver el perfil al que nos íbamos a enfrentar.

Perfil bastante bestia de la media maratón

Los 32 corredores de la maratón completa salían a las 12, media hora antes que nosotros. Así que nos quedamos a ver la salida y animar un poco, porque apenas había gente por allí salvo el resto de corredores.

Listos para salir con el pistoletazo

Corredores al salir del estadio

Nos dieron el dorsal y pagamos. Nos cambiamos de ropa y calentamos un poquito. Yo estaba bastante nervioso y ansioso por empezar. El pulsómetro marcaba casi 100ppm sin haber empezar a calentar ni nada. No sé hasta qué punto eso se convirtió en un inconveniente.

Felices y contentos antes de enfrentarnos a lo que nos esperaba

Después de la última visita al baño para soltar el pis de los nervios, fuimos a la línea de meta. Allí había de todo, pero la mayoría era gente de 40 años para arriba. Y alguno de más de 80. Sonó el pistoletazo y empezamos a correr. Mi intención era ir más lento del ritmo de carrera durante los primeros kilómetros. Siempre me cuesta mucho encontrar un ritmo cómodo y sobre todo con la pedazo de subida que me esperaba nada más empezar. Pero opté ir a mi ritmo de carrera desde el principio porque veía que el resto de gente tiraba fuerte. Nos quedábamos atrás un grupo de unos 15, mientras que todos los demás se alejaban en la distancia como rayos.

Yo, a mi plín, veía que algunos de los que iban conmigo también se me adelantaban. Hasta el amigo español que venía conmigo y jamás había corrido una media maratón se distanciaba unos 200 metros de mí. Pero confiaba en que manteniendo mi ritmo, al final de carrera tuviese más fuerzas que todos ellos.

Al ser todo subida y luego sube y baja contínuo, permanecer en las 165ppm fue muy duro, se me disparaban en cuanto me descuidaba. El resto de la carrera fue normal, hubo un momento en el que noté que el gemelo izquierdo estaba un poco cargado, pero en cuanto el terreno cambió un poco, se fue.

Llegando al kilómetro 16 me ví con fuerzas de subir ritmo y recuperar posiciones. Poco a poco adelanté a seis personas y me puse detrás de uno que me había pasado unos cuantos kilómetros atrás. Veía que el hombre hacía esfuerzos porque no le pasase, pero yo ya había decidido no pasarle tiempo atrás. Había estado muy cómodo con su ritmo y no iba a fastidiarle el puesto. Como motivo extra, al llegar a la vuelta final del estadio, un niño con una bici empezó a seguirle gritando “¡Papa!”. Lo que no iba a permitir es que pretendiese sacarme distancia, y ahí estuve pegado a él hasta la meta por mucho que intentase apretar.

Muerte al final de la carrera

La sensación que me dejó la carrera es que era bastante dura y los asistentes gente muy preparada. Aunque había participantes de una edad avanzada, los tiempos que hicieron tanto en la media como en la maratón fueron impresionantes.

Al que tenga ganas de aprender noruego, le pongo un enlace a una crónica de la competición con unas cuantas fotos en las que no salgo 😛 Y para terminar, una foto que he tomado prestada de la crónica de un hombre un tanto peculiar. Kristoffer Gythfeldt, un maratoniano de 88 años al que me crucé en un par de ocasiones e hizo un tiempo de más de 7 horas. Desde luego tiene su mérito.

Campeonato mundial de esquí nórdico (Oslo Ski-VM 2011)

Del 23 de febrero al 6 de marzo se ha celebrado en Oslo el Campeonato mundial de esquí nórdico u Oslo Ski-VM 2011, como le gusta llamarlo a los noruegos. Si se pudiese hacer una comparación del ambiente que hay en Noruega durante los días que se celebra, sería como si en España hubiese un mundial de fútbol en el que la selección nacional fuese la favorita. Las siglas VM han estado impresas por todas partes y han llegado a cansar porque además de los típicos anuncios de descuentos en ropa de invierno por el VM, también se invitaba a comer pan con mucha energía para el VM, beber cerveza-VM o comer salchichas-VM entre otras cosas. Vamos, pelín agobiante. Además se instalaron pantallas gigantes en varios sitios de la ciudad, estatuas gigantes de hielo y nieve, distintas atracciones… El que se aburría era porque quería.

Una de las pantallas gigantes de las que hablaba

A mí sinceramente no es que me llame mucho la atención, pero es algo que creo que solo viviré una vez en la vida y es imposible mantenerte en una burbuja para permanecer aislado de todo.

De las competiciones en sí, estoy seguro que de lo que más se ha podido hablar es de los relevos de 4x10km y de la llegada a meta del último participante noruego, Petter Northug. El susodicho es muy bueno esquiando, pero no tiene mucho sentido de la deportividad y a continuación podéis ver lo que hizo.

Petter Northug llegando a meta en los relevos 4x10km

En Noruega no está muy bien visto que haga ese tipo de cosas (no es la primera vez que da titulares de este estilo) y en general la gente le desprecia un poco por aquello de que destacar está penalizado.

De todos modos, no es el primero que hace algo parecido. El esquiador Bjørn Dæhlie, en las olimpiadas del 92 en Albertville, entró a meta de espaldas. Podéis verlo en el siguiente ví­deo. He forzado a que el ví­deo empiece en el momento interesante, porque es una recopilación de imágenes del esquiador.

Bjørn Dæhlie entrando a meta de espaldas en Albertville 92

De esta manera, el sábado pasado, penúltimo dí­a del mundial, decidí­ ir desde Sognsvann hasta Frognerseteren esquiando y ver la prueba de 30km estilo libre de mujeres. Lo que se dice ver… no se ve mucho, pero el ambiente es bastante sorprendente. Lo de ir esquiando hasta la pista de la competición es un decir porque habí­a tal cantidad de gente que acabé por quitarme los esquí­es y avanzar andando porque se iba más rápido.

Cola de gente que salí­a del metro

Era imposible poder esquiar, así­ que muchos decidimos cargar con los esquí­es

Poco a poco fuimos llegando a la zona donde estaba la pista y como la gente empezaba a desperdigarse por el lugar, ya pudimos ponernos los esquí­es aunque solo durante un rato. Empezaron a aparecer tiendas de campaña en los lados del camino, pero tiendas de verdad, enormes, con chimenea en el interior y hasta habí­a noruegos con televisiones conectadas a baterí­as de coche para poder seguir las carreras tranquilamente.

Estos eran algunos de los campamentos que tenían montados

Al llegar cerca de la pista, ya vimos que iba a ser imposible acercarse más, nos pusimos donde creímos que era el mejor sitio y nos dejamos llevar por el ambiente.

Atención al tipo subido al árbol

Y aquí­ tenéis a los esquiadores subiendo y la gente gritando a lo loco

Como no se aprecia el ambiente, grabé un video con el móvil, pero la calidad es bastante mala, espero se me entienda 😛

Después de acabar la prueba, de la que prácticamente vimos lo que hay en la foto, pero tres veces, nos fuimos a esquiar en condiciones, que a eso habíamos ido.

Descargar track

Oslo Maraton 2011 (El retorno)

Ejem… hola de nuevo… ¿todo bien? 🙂

Aprovecho para añadir un vídeo que Ramírez ha puesto en los comentarios de otra entrada quejándose de que no podía hacerlo en los posts de la maratón del año pasado.

El vídeo me ha encantado y me han entrado unas ganas de salir a correr… Lástima que todavía estemos con hielo y nieve en las calles. Por lo demás, todo lo que se cuenta me trae muchos recuerdos y sensaciones del entrenamiento y la carrera. Supongo que los que van a correr habitualmente tienen la misma sensación.

Tengo otro enlace recomendado por mi padre que me ha gustado y me ha parecido bastante gracioso, por si a alguien le da por correr una maratón y necesita buenos consejos.

Ya veo que como yo no escribo en el blog, los demás me forzáis a que lo haga enviándome cosas nuevas. Pero esto no puede quedar así, por lo que pondré una canción que lleva camino de convertirse en el himno de los entrenamientos para la maratón de este año. Porque, sí, ya me he apuntado…

Oslo Maraton (VI y última)

Hecho está. Tiempo total: 4 horas, 7 minutos, 56 segundos. Lo cual no esta nada mal para ser mi primera maratón.

Llegada a la meta fresco como una lechuga

Disfrutando de la medalla a lo Nadal

En general la experiencia ha estado muy bien, salvo que los noruegos son bastante sosos animando, el ambiente durante la carrera me gustó mucho. No me imagino como debe ser en otras competiciones por ahí.

Las sensaciones de carrera fueron distintas por momentos. Estuve bastante cómodo durante todo el recorrido, tan cómodo que me permití apretar un poco al llegar a la media maratón. A los 25km aproximadamente llegó el tan temido “muro”. Lo máximo que noté fue una carga tremenda en los músculos de las piernas, tal como si intentase apretar un poco más me iba a dar un calambre y quedarme tirado en la cuneta. Bajé un poco el ritmo y me puse a chupar rueda de un señor que iba a una velocidad muy cómoda. En ese momento pensé que iba a ir detras suyo hasta el final, pero al cabo de unos pocos kilómetros, mi liebre particular se quedó sin fuelle y empezó a ir más despacio, así que tuve que pasarle y seguir por mi cuenta.

Exprimí el botecito de gel apurando las últimas gotas antes de llegar a uno de los últimos puestos de avituallamiento y me di cuenta que me encontraba fresco como una lechuga y podía ir más rápido. Pasé de los 10km/h del resto de la carrera a 12km/h. Y así me mantuve durante los últimos 8-9 kilómetros.

Click para agrandar la gráfica de min/km

La sensación de ir adelantando gente y saber que vas sobrado, al final de una carrera como esta, en la que supuestamente debería estar arrastrándome por los suelos, es algo que no creo que mucha gente pueda experimentar. Los que van a hacer tiempo no pueden esprintar, van al límite todo el tiempo, mientras que yo fuí a mi ritmo durante toda la primera mitad de la maratón, sin saber que realmente iba sobrado. Creo que el momento cumbre fue cuando adelanté a la liebre que pone la organización de carrera que marca las 4 horas y el tío iba andando.

Destacar que el circuito eran dos vueltas al mismo recorrido con lo que se pueden comparar los tiempos por tramo. En todos ellos bajé el tiempo en la segunda parte del maratón, cosa bastante inesperada.

ControlTiempo totalTiempo tramomin/kmkm/h
4,3 km0:25:210:25:215:5410.18
9,9 km1:00:370:35:166:189.53
13,8 km1:26:120:25:366:349.14
21,097 km2:09:390:43:275:5810.08
25,4 km2:33:380:23:595:3510.76
31 km3:08:060:34:296:109.75
34,9 km3:31:500:23:446:069.86
42,195 km4:07:560:36:074:5712.13

Y con esto se acabó el correr, que como repetiré una y mil veces, no me gusta hacerlo. Pero merece la pena entrenar para vivir esta experiencia aunque sea una vez en la vida.

ControlTiempo totalTiempo tramomin/kmkm/h
4,3 km0:25:210:25:215:5410.18
9,9 km1:00:370:35:166:189.53
13,8 km1:26:120:25:366:349.14
21,097 km2:09:390:43:275:5810.08
25,4 km2:33:380:23:595:3510.76
31 km3:08:060:34:296:109.75
34,9 km3:31:500:23:446:069.86
42,195 km4:07:560:36:074:5712.13

Oslo Maraton (V)

Ahora sí que sí. Este es el último post antes del día. Ya tengo mi dorsal y las ganas. Espero poder dormir lo suficiente esta noche como para estar descansadito aunque ya se empiezan a notar los nervios.

Hacía mucho tiempo que no notaba nervios. Por norma general soy un tío bastante tranquilo pero cuando me toca ser nervioso… Estos últimos días de entrenamiento ya notaba las ansias y que iba acelerado los primeros momentos de correr, puede que en parte por el mono de haber bajado el tiempo de entrenamiento en la última semana.

Lo mejor de todo es que creo que me vendrá bien ir espabilado a la carrera, en la cual espero que no llueva. El parte del tiempo ha pasado de ser de día espléndido a bastante nublado. Así que a saber si lo cambian por lluvias torrenciales 😀

Sin más. Termine o no termine mañana, ha estado bien como experiencia y estoy seguro que el ambiente que habrá en la carrera merecerá la pena.