Archivo de la etiqueta: jenduda

Ruta: Øygardsstølen – Kjeragbolten – Nesatind

Hace tiempo que no actualizo el blog, pero julio está siendo un mes en el que estoy demasiado ocupado. Entre viajes y visitas, apenas tengo tiempo para mucho más que no sea organizar las cosas para que salgan medianamente bien.

Desafío Cantabria vs Noruega miniEn esta ocasión la ruta se desarrolla cerca de Stavanger, al igual que la anterior, y comenzaré el relato en el día anterior. Lo hago así porque quiero comentar lo que hicimos para llegar a la zona de comienzo de la ruta, que no tiene desperdicio alguno.

El mismo día en el que subimos a Preikestolen, nos pusimos en marcha a Lysebotn, un pueblecito al final del Lysefjord. El pueblo es famoso por ser el punto de partida para mucha gente que practica salto base desde lo alto de una de las paredes del fiordo. Hace tiempo ya puse un vídeo sobre ello.

La carretera para llegar al pueblecito es increíble. Está llena de paisajes fabulosos. Incluso en zonas donde no hay nada, la gente ha contribuido a hacer sitios especiales como campos de montañas de piedras.

Llanura empedrada

En este lugar mucha gente puso su montaña de piedras, a saber por qué

Montaña de piedras

Nosotros contribuimos con un granito de arena

Después de construir nuestra torre y ser picados por miles de mosquitos, bajamos la parte final de la carretera que resulta todavía más espectacular.

Curvas en la carretera a Lysebotn

Curvas y más curvas para llegar al ¿final?/¿comienzo? del fiordo

Túnel antes de Lysebotn

Túnel en el tramo final antes de llegar a Lysebotn

Aún siendo tarde, no pudimos evitar ir al puerto a disfrutar de las vistas que había del fiordo. Parece imposible que a las 12 de la noche haya tanta luz en la zona y ese color tan especial.

Lysefjord al anochecer

Fotaza de las que se ponen de fondo de escritorio 😀

Un ratito después utilizamos el invento del siglo, la barbacoa de usar y tirar que habíamos comprado en el super esa misma mañana, para prepararnos una cenita en toda regla. Y es que el engangsgrill es uno de los mejores inventos de estos países y una de las pocas cosas baratas que se pueden encontrar. Calculo que si existiese en España, el país se convertiría en una bola de fuego perpetuo.

Barbacoa de combate

A recuperar fuerzas que al día siguiente tocaba darse palizón de nuevo

Y nada, al día siguiente madrugamos para volver a darnos palicilla subiendo al Kjeragbolten y Nesatind. Dos sitios espectaculares y de los más bonitos que he visto en Noruega.

Salida de la ruta

Antes de empezar la subida infernal que hay al comienzo

La ruta es un sube y baja continuo con bastantes pendientes muy fuertes pero perfectamente señalizado y el suelo muy pisado. Al contrario que Preikestolen, aquí no creo que pueda subir todo el mundo. Hay zonas con cadena para agarrarse tanto al subir como al bajar, que me recuerdan mucho al paso complicado de la Canal de Jenduda. Pero el esfuerzo merece la pena, y sobre todo cuando bates records y lo haces en hora y media 🙂

Kjeragbolten

Aquí nos acordamos de una frase reconocida por todo becario ICEX que se precie: “No os expongáis”

Montaje Kjeragbolten

No pudimos evitar hacer esta tontería

Un poco más abajo, en Nesatind, nos encontramos con un noruego que había cargado una silla de playa hasta arriba y pretendía hacerse una foto subido a ella en el Kjeragbolten y nos prestó para hacer unas cuantas fotos. Fue una lástima que estuviésemos de regreso y no pudiésemos ver si lo conseguía o no.

Descansando en Nesatind

Pequeño relax antes de continuar la bajada hasta el coche

Total, que el tiempo acompañó bastante y haber hecho primero Preikestolen fue la opción correcta. Si se hubiese hecho al revés estoy seguro que Preikestolen no nos habría impresionado tanto.

Descargar

Ruta: Fuente Dé – Vega de Liordes – Tiros de Casares – Cabaña Verónica – Canal de la Jenduda

Con esta ruta se pretende dar un paseo por gran parte del Macizo Central con un circuito de un nivel no muy alto salvo en la parte inicial y la final. El comienzo se hace por los Tornos de Liordes, antiguo camino minero que sube hasta la vega del mismo nombre y que discurre haciendo zig-zag a la izquierda de El Cable. Una vez arriba, es obligatorio beber un trago en la pequeña fuente al inicio de la vega, porque encontrarla será todo un reto si es la primera vez que se va. Hay que atravesar toda la vega por su parte izquierda intentando no bajar demasiado porque al final de ella hay que tomar el camino que va hacia Collado Jermoso aunque no se vaya hasta allí. En su lugar hay que ir por una línea de hitos a la altura del Sedo de la Padierna y en dirección al Hoyo del Sedo.

El tramo para llegar a los Tiros de Casares es algo caótico en cuanto a hitos, hay varias rutas en el lugar que van hacia Cabaña Verónica y la Colladina de las Nieves. Lo que hay que hacer es avanzar por el fondo del Hoyo en línea recta y luego seguir los hitos hasta los Tiros de Casares. Nosotros lo hicimos mal y nos fuimos demasiado a la derecha, yendo a dar al paso que va al Hoyo Oscuro y a la bajada de la Canal de San Luis. Por lo tanto, a bajar de nuevo y a volver a subir.

Una vez en el paso correcto, la vista merece la pena, pudiendo ver el macizo de Peña Vieja con los picos de Santa Ana y la Torre de Horcados Rojos. El objetivo, Cabaña Verónica, también se ve desde ahí y al fondo, el Naranjo.

La vista desde los Tiros de Casares

Ese día debían haber soltado a todos los montañeros de la cueva, porque estaba todo lleno de gente. En la siguiente foto se puede ver la cima de la Torre de Horcados Rojos y forzando un poco el zoom se distinguen los puntitos de un montón de lemmings dispuestos a lanzarse al vacío 😀

La cumbre llena de gente a rebosar

El resto del camino hasta Cabaña Verónica también está perfectamente marcado con hitos aunque a veces no se ven bien algunos tramos. Esta zona es mejor no caminarla si hay niebla y no se conoce porque puedes extraviarte.

Esta cornisa era divertidísima, por el lado visible unos 10 metros de caída, por el otro más de 30

La gran V que forman las montañas son los Tiros de Casares, por ahí hemos venido

La bajada desde Cabaña Verónica se hace por la ruta normal donde normalmente pueden admirarse familias inglesas que suben en chanclas y otros calzados de ese tipo, tan cómodos para la montaña. Pero en lugar de bajar en el teleférico lo haremos por la Canal de la Jenduda, por la que ya subimos hace poco pero no pudimos bajar. Lo malo que tiene la bajada es que mueves muchas piedras y puedas dar a alguien con ellas al haber tanta pendiente. Nosotros íbamos delante de un par de parejas y antes de empezar a bajar les dejamos pasar por si las moscas.

Vista de la canal desde arriba

Haciendo el canelo, salgo borroso porque estaba dando saltitos

La boca de la canal, acojona un poco

Para ser un día que no teníamos muchas ganas de andar, nos dimos una trisca buena. Sólo espero que mañana sí que tenga ganas, porque sino me muero xD

Y como despedida, la foto animal del día.

Un sapo gigante que nos asustó en los Tornos de Liordes, tan grande como un puño de camionero aragonés

Descargar

Ruta: Fuente Dé – Canal de la Jenduda – Horcados Rojos – Cabaña Verónica – El Cable

Esta ruta tiene un nivel intermedio, excepto en la parte de subir la Canal de la Jenduda, donde ya hay bastante más dificultad. Bien por la pendiente, por estar en una garganta muy estrecha, donde en algunos sitios hay cuerdas para poder subir sin demasiado peligro o las piedras que inevitablemente se desprenden y pueden dar a otros miembros del grupo. La verdad es que se puede evitar subiendo en teleférico, pero yo tenía ganas de subir esa canal.

Parte complicada con cuerdas para ayudar a subir

Para subir esta canal recomiendo que el grupo vaya muy junto si hay pocos componentes o bastante separados si son más. Nosotros nos separamos un poco y casi hay algún percance.

Tramo con más pendiente y más peligroso de la canal

En la zona de la foto anterior, la piedra está muy suelta y el camino más pisado no se distingue bien. Y aunque un resbalón no es fatal, sí que puede suponer cuatro o cinco metros de resbalar por las piedras, algo que no es muy divertido 🙂

Llegando a los Hoyos de Lloroza

La subida a Horcados Rojos por el camino típico no es nada complicada, lo único malo es la cantidad de gente que va, aprovechando el teleférico. Se ve subir a veces a gente que va con zapatos de tacón y hasta con chanclas.

Aquí se puede ver la cantidad de gente que sube a la Torre de Horcados Rojos, una romería

Normalmente se suele subir primero a Cabaña Verónica y después a Horcados Rojos, pero en esta ocasión lo hicimos al revés porque empezaban a llegar algunas nubes y no queríamos perdernos la vista del Naranjo.

El Naranjo de Bulnes con un mar de nubes al fondo, bonito paisaje para comer el bocata

Un amigo que se posó a nuestro lado a ver si le caía algo de los bocadillos

A esto se le llama hacer el cabra

Ahora cuento la historia de la foto anterior. Mientras comíamos, un golpe de viento muy fuerte se llevó hacia esa tremenda pendiente un bastón, un guante, una gorra y una bolsa con basura. La basura fue la que más lejos llegó, justo al lado de una grieta. Pero como me fastidia que haya porquería en Picos no tuve más remedio que bajar a por ella, jugándome un poco el pellejo. Lo malo es que de otro golpe de viento, la bolsa salió volando, dejando atrás su contenido, que recogí después.

El Pico Tesorero, nuestro primer objetivo

Aunque queríamos haber subido al Tesorero, no pudo ser porque todavía había demasiada nieve. Un grupo de montaña de Gijón lo intentó y tuvieron que dar la vuelta. Sin más que hacer, pasamos por Cabaña Verónica a disfrutar de las vistas y volvimos abajo, concienciados de que tendríamos que bajar en teleférico porque la bajada por la Jenduda es un poco peligrosa.

Un hombrecillo tomando el sol con sombrilla-paraguas un poco más arriba del teleférico

Descargar