Archivo de la etiqueta: noruego

De Rositas y Margaritas – Introducción

Como ya habrán notado los lectores más avezados, empieza a haber sequía de posts originales en el blog. Siguiendo la tónica general del planeta Tierra (que para eso somos ovejas y mucho nos ha costado llegar a lo que somos), qué mejor manera de entretenerse que ejercer el deporte nacional rompiendo fronteras, es decir criticar a otras personas. Así que durante una serie de breves artículos (no sé el número ni lo que pueden extenderse en el tiempo), iré despotricando de esta gente con la que convivo actualmente, los noruegos. No todo iba a ser irse de rositas como uno de los países más civilizados y donde mejor se vive del mundo.

Por lo tanto, con este post, inauguro una nueva sección llamada De Rositas y Margaritas, donde podré desahogarme de las pequeñas y grandes batallas con estos vikingos sin sangre en las venas.

Ruta esquí: Skansebakken – Finnerud – Kobberhaughytta – Ullevålseter – Sognsvann

Y ya está. Aunque fue hace casi un mes, el último día de esquí de fondo llegó. Con pena por acabarse la temporada, y sobre todo de la manera en que lo hizo, pero también con alegría porque el verano llegará y con él los paseos en bicicleta.

Mi idea con esta ruta era enlazar Sørkedalen con Sognsvann de la manera más directa posible, así­ que fuimos hasta Skansebakken, lugar en el que ya habí­a estado antes.Ya mosqueaba un poco el tema cuando en el autobús solo quedaban viejecillos con sus esquí­es, lo que demostraba que algo fallaba, tení­a pinta de ser una ruta facilonga cuando lo que habí­a visto sobre el mapa es que habí­a fuertes desniveles. Así­ que con mi renovada y siempre sorprendente habilidad para perderme en los lugares más simples, fuimos en dirección contraria a donde deberí­amos. Al cabo de un rato ya me dí­ cuenta que aquello no iba bien y volvimos a dar la vuelta hasta el punto de partida.

Allí­ preguntamos a un noruego sobre lo que querí­amos hacer y nos indicó cómo y dónde empezar. De hecho nos llevó en coche durante un rato como puede observarse en el perfil de velocidad del track.

Entonces ya empezó la verdadera ruta, con una cuesta de las buenas en la que también nos perdimos en varias ocasiones e incluso hubo que echar los esquí­es al hombro cuando el camino desembocó en una carretera despejada de nieve.

Poco a poco, y yo cada vez con más mala leche, fuimos llegando hacia zona conocida, Kobberhaughytta.

Mientras comí­amos los bocatas veí­amos a la gente pasar

Desde allí­ hasta Ullevålseter es lo de siempre y tuvimos la suerte de encontrarnos con unos amigos que habí­an hecho otra ruta distinta. El reencuentro fue muy divertido y vino genial para bajar la mala leche y el cansancio.

La foto del reencuentro

La verdad es que no me hizo mucha gracia que ésta fuese la ruta de final de temporada, pero mejor que nada… Ya volverá el invierno de nuevo.

Descargar track

Timo a la vista

El otro día recibí una carta un poco rara a mi nombre en la Oficina Comercial. Venía de España y sin remite, aunque en el sello ponía que procedía de Málaga. Con bastante intriga la abrí y encontré las dos hojas siguientes:

¿A quién pretenden engañar?

Me imagino que los timadores se dediquen a buscar direcciones en GuleSider, las páginas amarillas online de Noruega y envíen el mensajito de marras a todo quisqui. Podían molestarse un poco en comprobar que no tenga nombre español, o al menos en mejorar un poco la falsificación, porque es cutre a más no poder. ¿Habrá noruegos que piquen con esto? De todos modos, amigos de la “La Primitival Foundation Promotion”, gracias por hacerme pasar unos agradables momentos de risa incontenida.

Ruta: Øygardsstølen – Kjeragbolten – Nesatind

Hace tiempo que no actualizo el blog, pero julio está siendo un mes en el que estoy demasiado ocupado. Entre viajes y visitas, apenas tengo tiempo para mucho más que no sea organizar las cosas para que salgan medianamente bien.

Desafío Cantabria vs Noruega miniEn esta ocasión la ruta se desarrolla cerca de Stavanger, al igual que la anterior, y comenzaré el relato en el día anterior. Lo hago así porque quiero comentar lo que hicimos para llegar a la zona de comienzo de la ruta, que no tiene desperdicio alguno.

El mismo día en el que subimos a Preikestolen, nos pusimos en marcha a Lysebotn, un pueblecito al final del Lysefjord. El pueblo es famoso por ser el punto de partida para mucha gente que practica salto base desde lo alto de una de las paredes del fiordo. Hace tiempo ya puse un vídeo sobre ello.

La carretera para llegar al pueblecito es increíble. Está llena de paisajes fabulosos. Incluso en zonas donde no hay nada, la gente ha contribuido a hacer sitios especiales como campos de montañas de piedras.

Llanura empedrada

En este lugar mucha gente puso su montaña de piedras, a saber por qué

Montaña de piedras

Nosotros contribuimos con un granito de arena

Después de construir nuestra torre y ser picados por miles de mosquitos, bajamos la parte final de la carretera que resulta todavía más espectacular.

Curvas en la carretera a Lysebotn

Curvas y más curvas para llegar al ¿final?/¿comienzo? del fiordo

Túnel antes de Lysebotn

Túnel en el tramo final antes de llegar a Lysebotn

Aún siendo tarde, no pudimos evitar ir al puerto a disfrutar de las vistas que había del fiordo. Parece imposible que a las 12 de la noche haya tanta luz en la zona y ese color tan especial.

Lysefjord al anochecer

Fotaza de las que se ponen de fondo de escritorio 😀

Un ratito después utilizamos el invento del siglo, la barbacoa de usar y tirar que habíamos comprado en el super esa misma mañana, para prepararnos una cenita en toda regla. Y es que el engangsgrill es uno de los mejores inventos de estos países y una de las pocas cosas baratas que se pueden encontrar. Calculo que si existiese en España, el país se convertiría en una bola de fuego perpetuo.

Barbacoa de combate

A recuperar fuerzas que al día siguiente tocaba darse palizón de nuevo

Y nada, al día siguiente madrugamos para volver a darnos palicilla subiendo al Kjeragbolten y Nesatind. Dos sitios espectaculares y de los más bonitos que he visto en Noruega.

Salida de la ruta

Antes de empezar la subida infernal que hay al comienzo

La ruta es un sube y baja continuo con bastantes pendientes muy fuertes pero perfectamente señalizado y el suelo muy pisado. Al contrario que Preikestolen, aquí no creo que pueda subir todo el mundo. Hay zonas con cadena para agarrarse tanto al subir como al bajar, que me recuerdan mucho al paso complicado de la Canal de Jenduda. Pero el esfuerzo merece la pena, y sobre todo cuando bates records y lo haces en hora y media 🙂

Kjeragbolten

Aquí nos acordamos de una frase reconocida por todo becario ICEX que se precie: “No os expongáis”

Montaje Kjeragbolten

No pudimos evitar hacer esta tontería

Un poco más abajo, en Nesatind, nos encontramos con un noruego que había cargado una silla de playa hasta arriba y pretendía hacerse una foto subido a ella en el Kjeragbolten y nos prestó para hacer unas cuantas fotos. Fue una lástima que estuviésemos de regreso y no pudiésemos ver si lo conseguía o no.

Descansando en Nesatind

Pequeño relax antes de continuar la bajada hasta el coche

Total, que el tiempo acompañó bastante y haber hecho primero Preikestolen fue la opción correcta. Si se hubiese hecho al revés estoy seguro que Preikestolen no nos habría impresionado tanto.

Descargar