Archivo de la etiqueta: canal

Ruta: Pandecarme – Vegarredonda – La Fragua – Jou Santo – El Boquete – Canal de Mesones – Caín – Poncebos

En otro de los pocos acercamientos que he tenido al Macizo Occidental de Picos de Europa, enclavado prácticamente en su totalidad dentro del Principado de Asturias, se demostraron varias cosas. La primera es que el mono de montaña puede hacerte andar más de la cuenta en ciertas ocasiones. Y la segunda, que 3 kilos menos de peso no parecen mucho, pero ayuda a subir más rápido algunos tramos.

Salimos del aparcamiento que hay en Pandecarme bastante prontito y con un fresco que te hacía andar más rápido de lo normal. Además notaba que el frescor mañanero me estaba afectando a mi catarro más de la cuenta. Siendo un poco escatológico, se podía decir que era una pequeña fuente de mocos en movimiento.

Pero una vez llegados a la Vega la Peña, el sol empezó a hacer aparición y los rayos de sol se agradecieron.

Vega la Piedra

La Vega la Piedra, uno de los primeros paisajes que se pueden ver

Ya desde muy temprano, empezamos a ver la silueta de Torre Santa de Castilla, una vista a la que no estoy muy acostumbrado, porque siempre que la diviso es desde el Macizo Central. Tomamos la montaña como referencia, debíamos llegar hasta su base, aunque no subiríamos porque hacen falta conocimientos y equipo de escalada para hacerlo.

Torre Santa de Castilla

Al fondo, detrás del paisaje verde, la silueta de Torre Santa de Castilla

Llegando a Vegarredonda, hacemos la típica parada en los refugios a recargar agua y ver si hay alguien por allí. Al parecer los refugios están cerrados y no hay nadie, me parece un poco extraño que ni siquiera se deje la puerta abierta por si hay alguna emergencia. Hasta esta zona yo ya había ido antes, cuando estuve en el Mirador de Ordiales, pero esta vez la dirección era la opuesta a la de aquella vez.

Refugio de Vegarredonda

Los dos refugios de Vegarredonda

Empezando la subida fuerte hacia Jou Santo por la Fragua me desmarco del resto del grupo, voy bastante ligero y así entro en calor, porque en toda esa zona da la sombra y no es una época en la que haga precisamente calor. Una vez pasado al otro lado del cordal, el sol calienta con ganas y me quedo un rato esperando al resto, tirado en una piedra, cual lagartija del desierto.

Torre Santa desde el Jou Santu

Vista de Torre Santa desde el Jou Santo

Una vez llegados a Jou Santo, ponemos rumbo al Boquete, donde hemos decidido que se va a comer por haber unas vistas impresionantes del Macizo Central. Siempre me han gustado estos momentos de descanso, bocata y charla, sobre todo teniendo buen tiempo y en un lugar tan increíble.

El Boquete

El Boquete, uno de los pasos de entrada al Cares desde el Macizo Occidental

Macizo Central y Caín

Vista del Macizo Central y Caín

Después de comer y viendo que Caín no está tan lejos, algunos nos animamos a bajar hasta allá por la Canal de Mesones y luego hacer el recorrido del Cares hasta Poncebos. Un paseo bastante curioso. El grupo se separa y empezamos la bajada, con un desnivel bastante bestia como puede verse en el perfil al final del artículo. Pobres rodillas. Eso sí, algunas partes del camino bien merecen el esfuerzo. Bajar por esos sedos excavados en la roca con unas caídas imposibles, es algo que de verdad merece la pena.

Sedo en la Canal de Mesones

Bajando por uno de los sedos de la Canal de Mesones

En menos de lo que esperábamos, llegamos a Caín y sin parar apenas, ponemos rumbo a Poncebos mientras empezaba a anochecer. Llegamos a destino casi sin luz, pero no hizo falta que sacase el frontal de la mochila. Fue una llegada con luz por los pelos.

Descargar track

Ruta: Jito Escarandi – Casetón de Ándara – Castillo del Grajal – Collado del Mojón – Silla Caballo – Traviesas del Grajal

Aquí viene otra toma de contacto más con Picos después de la vuelta a casa. Como no podía ser, con problemas para llegar a nuestro objetivo inicial, pero encumbrando. En principio quisimos subir la Morra de Lechugales, pero al llegar a la zona, todo estaba cubierto de niebla. Llegamos a una cumbre y cuando estábamos cantando victoria, vimos la cruz de la cima en la que ponía “Silla Caballo“. Nos habíamos confundido de cumbre 🙂

Pero paso a contar la ruta paso a paso.

Salimos del Jito de Escarandi por la pista hacia el Casetón de Ándara, como tantas otras veces.

Jito de Escarandi

El Macizo Central visto desde el Jito de Escarandi

Casetón de Ándara

El refugio Casetón de Ándara

A partir de ahí, venía la parte nueva, subir por el Castillo del Grajal hasta el Collado del Mojón. Yo ya había estado en el collado hace mucho tiempo, cuando subí por la Canal de las Arredondas, pero no recordaba casi nada del lugar. A pesar de no conocer la zona, el camino es más o menos lógico y se avanza siguiendo hitos perfectamente.

Rebecos

Unos rebecos nos vigilaban desde la loma

Silla Caballo

Avanzando hacia el Silla Caballo cerca del Collado Mojón

Luego tocaba rodear el Hoyo Evangelista pasando por debajo de los Grajales. Por esa zona ya vimos que desde la cumbre no íbamos a ver nada por la cantidad de niebla acumulada. Nos adentramos en ella sin miedo y sin apenas ver. Tan a ciegas íbamos que ni siquiera nos fijamos en el desvío a la Morra de Lechugales que deberíamos haber tomado. Seguimos de frente por una arista llena de niebla en la que el bofetón si caías por algún lado era fatal.

Arista a Silla Caballo

Haciendo el tonto en la arista antes de llegar a la cumbre

Arista a Silla Caballo entre la niebla

En un momento en el que se levantó la niebla, pudimos ver la arista

El último trozo de subida hasta la cumbre es bastante fuerte, pero ya no quedaba nada y con el último aliento llegamos hasta la cruz que corona la cima. Lástima que allí descubriésemos que no era la Morra sino el Silla Caballo. Así que nos quitamos el disgusto a base de bocadillos con fundamento 🙂

Morra de Lechugales

Nuestro objetivo inicial, la Morra de Lechugales

En la niebla

Había una cantidad increíble de niebla acumulada en la cumbre

Con las mismas y pensando seriamente intentar subir a la Morra, optamos por bajar por la vertiente contraria a la que subimos, pero no sabíamos muy bien por donde llegar al Collado Valdominguero, sobre todo con la niebla que había.

Macizo Central

Vista del Macizo Central y las Vegas de Áliva

Con las mismas, bajamos por la primera canal que encontramos en la que vimos que era posible enlazar con las Traviesas del Grajal. Con alguna que otra destrepada y muchas piedras dentro de las botas, acabamos en el camino correcto y en dirección al Pozo de Ándara.

Bajando canal

La bajada por una canal sin nombre que iba a dar a las Traviesas del Grajal de Arriba

Canal de bajada

Otra vista más de la canal, esta vez hacia abajo

Valdominguero y collado

Un viejo conocido, el Valdominguero, con su collado a la izquierda

Cerca del Pozo, encontramos una mina que debía tener una profundidad increíble y puede que alguna salida al otro lado, porque se notaba corriente de aire. Si algún día voy con ánimo y un casco, puede que entre más a ver qué se cuece.

Mina

Investigando en una de las antiguas minas de blenda

Paso ahora a contar un poco de historia sobre la explotación minera en Ándara que he sacado de la web del refugio en dicha vega.

Al parecer, las vetas de mineral se descubrieron a mediados del siglo XIX y fueron explotadas hasta 1940 aproximadamente. Hubo que poner muchísimo capital para construir los accesos a una zona tan apartada y abrupta, así como para las precarias instalaciones.

Me imagino que los obreros que trabajaban en las minas fueron bastante más baratos, sobre todo por los lugares en los que vivían entre los meses de junio y octubre. El resto de meses del año eran demasiado fríos como para subsistir en Picos.

Casa de mineros

Aquí vivían los mineros que trabajaban en la extracción del metal

Una de las desgracias que ocurrieron durante el período de trabajos, fue una voladura desafortunada, que hizo que el agua del Pozo de Ándara se filtrase entre la piedra caliza y el lago desapareciese casi por completo.

Pero si hay que buscar un lado positivo, es que la red de caminos en el Macizo Oriental, es la mas extensa de todo el Parque, gracias precisamente a los mineros que allí trabajaron.

Descargar track

Ruta: Argüébanes – Canal de los Tornos – Las Buscas

Mi primera ruta tras el retorno a España, es una bastante sencillita si no se tiene en cuenta un tramo por el que nos metimos en el que el camino estaba totalmente cerrado. Por lo demás, tratamos de conocer los senderos que van por encima de los pueblos de Argüébanes y Lon, que llevan a distintas canales usadas como entrada al Macizo Oriental.

Cuesta con desnivel

Una cuestecita con un desnivel bastante fuerte

Como el tiempo no era el mejor del mundo, habí­a bastante niebla, me dediqué a hacer fotos a varias cosas curiosas que me encontré por el camino. Supuestamente, con buen tiempo, pueden verse perfectamente todas las paredes que forman esta cara del Macizo de Ándara.

Sapo asomado en su madriguera

Un sapo curioso se asoma por su agujero

Moras silvestres

Moras silvestres en un lateral del camino

Buitres en los riscos

Buitres en los riscos, si se amplí­a la imagen

Después de un rato que estuvimos esperando cerca de la Canal de los Tornos para ver si despejaba un poco la niebla y podí­amos avanzar, nos decidimos por subir un poco más hasta las Buscas.

Canal de Untuje

Al fondo, la canal de Untuje

Llegamos a la entrada de la canal de Jonfrí­a y durante un momento pensamos en subirla pero al final desistimos por la niebla que habí­a. Luego llegó ese gran momento “vamos a ir por aquí­ un momento para enlazar con este otro camino“, en el que el camino estaba totalmente cerrado por helechos y árgomas, y me llevé de recuerdo unas piernas llenas de arañazos y alguna que otra garrapata.

Canales de Jonfrí­a y Arredondas

Punto de intersección entre las canales de Jonfrí­a y Arredondas

Pero el objetivo ya estaba cumplido, dar un paseo por la zona sin ascender excesivamente y conocer los puntos de acceso al macizo por esta zona, que al parecer son impresionantes en dí­as sin niebla. Así­ que con las mismas, de vuelta a Argüébanes cambiando un poco la ruta de la ida para no repetir sendero.

Caballo en el camino

Un caballo que iba detrás nuestro en el camino

Descargar