Archivo de la etiqueta: pasado

Vuelta a casa

Vuelvo a poner un post automático, porque ahora mismo estaré en el viaje de vuelta a casa, el viaje definitivo de esta beca (Oslo-Amsterdam-Madrid-Santander), aunque seguramente no sea el último. Creo que como a todos, esta beca nos ha marcado para siempre y el resto de nuestra vida no será más que una continuación de ella.

De nuevo vuelvo a Santander, no sé por cuánto tiempo. Ha sido un año muy largo, o muy corto, según quiera mirarse. Han pasado tantas cosas. Tan distintas. Unas buenas y otras malas. Puede que exactamente igual que cuando estás en tu sitio, pero estando fuera de casa es distinto, todo se percibe y te afecta de manera diferente.

Al final el recuerdo de todo, bueno y malo, es positivo sin dudarlo por un momento. Marea un poco pensar en todo ello al mismo tiempo. Tantos viajes, aventuras, descubrimientos, visitas, gente, sentimientos. Tanta vida.

Así que a todos aquellos con los que tuve la suerte de cruzarme en el camino: ha sido un verdadero placer conoceros. Un fuerte abrazo y gracias.

Cambio de look

Los que no me lean a través de un lector de feeds, ya habrán visto el cambio de tema en el blog. Me he decidido por NetWorker de Anthony Baggett al que he modificado unas cuantas cosas, sobre todo los colores, y al que todavía modificaré alguna cosa más.

El antiguo estilo del blog se me había quedado pequeño porque tenía una anchura fija, con lo que no ayudaba nada. Los posts se alargaban verticalmente y era muy engorroso tener que darle constantemente a la ruedecita del ratón.

Tenía el mismo tema desde 2005 y ya tocaba cambiar. Rebuscando en el pasado he encontrado cosas de las que ni me acordaba sobre la evolución de mi espacio en Internet. Resulta que, en Internet Archive, ví que hasta 2005 el blog tenía el mismo tema y yo sabía que antes había tenido uno propio. Pero claro, es que fue entonces cuando migré todo al dominio actual. Antes usaba una dirección dinámica gratuita de No-IP porque tenía montado todo en el ordenador de casa, el inmortal Pentium III. Estaba constantemente encendido, su récord creo que fue de casi un año sin reiniciar. Tenía servidor web, ftp, correo… Vamos, de todo. Coincidió la época en la que más enredé con ordenadores y tuve montado en casa un mini-servicio de hosting. Todavía recuerdo aquellas peleas con Courier y Postfix. O la cantidad de scripts en bash que hice para automatizar todo.

La verdad es que me da hasta verg

Rebuscar en el pasado

Ayer, de pura casualidad, he dado con el blog de un antiguo profesor que tuve en el I.E.S. José María Pereda y de su perrita Douce.

A través de él he ido dando con información de otros profesores, algunas cosas ya las conocía, pero todo indica que la mayoría de ellos cojeaban del mismo pie, concretamente del izquierdo. Sé que ninguno de ellos intentó inculcar nada a sus alumnos, salvo conocimientos y ser más solidarios y mejores personas. Queda demostrado con varios compañeros de clase que tuve, de los que todavía tengo noticias o mantengo el contacto, la mayoría sin ningún tipo de ideología o totalmente contraria a la de aquellos profesores.

Con el tiempo, cada vez que echaba la vista atrás, me daba cuenta de ello, hasta que el año pasado vi que mi antiguo profesor de gimnasia se presentaba a alcalde de Santander por IU a las elecciones municipales. Y es que las cosas nunca son lo que parecen, pero sí, ahora puedo decir, desde la perspectiva que me dan los años pasados, que sus actitudes y formas de ser, delataban sus pensamientos, por mucho que fuesen neutrales en las aulas.

El que más pudo influir fue Fernando Llorente, al cual, como ya expliqué en el primer post, le debo el nombre de este blog. Dejo el enlace de sus verdaderos pe(n)sares (iré poniendo alguno de vez en cuando aquí), reencontrados después de muchos años.

Como no creo que fuese su intención, sino curiosidad mía, que comenzase a interesarme por temas filosóficos/políticos, no tengo nada que reprocharles, más bien todo lo contrario. De vez en cuando, viene bien saber que hay más gente parecida a tí de lo que pensabas realmente. Anima.

A todos ellos, simplemente gracias.