Archivo de la etiqueta: picos de europa

Ruta: Pandecarme – Vegarredonda – La Fragua – Jou Santo – El Boquete – Canal de Mesones – Caín – Poncebos

En otro de los pocos acercamientos que he tenido al Macizo Occidental de Picos de Europa, enclavado prácticamente en su totalidad dentro del Principado de Asturias, se demostraron varias cosas. La primera es que el mono de montaña puede hacerte andar más de la cuenta en ciertas ocasiones. Y la segunda, que 3 kilos menos de peso no parecen mucho, pero ayuda a subir más rápido algunos tramos.

Salimos del aparcamiento que hay en Pandecarme bastante prontito y con un fresco que te hacía andar más rápido de lo normal. Además notaba que el frescor mañanero me estaba afectando a mi catarro más de la cuenta. Siendo un poco escatológico, se podía decir que era una pequeña fuente de mocos en movimiento.

Pero una vez llegados a la Vega la Peña, el sol empezó a hacer aparición y los rayos de sol se agradecieron.

Vega la Piedra

La Vega la Piedra, uno de los primeros paisajes que se pueden ver

Ya desde muy temprano, empezamos a ver la silueta de Torre Santa de Castilla, una vista a la que no estoy muy acostumbrado, porque siempre que la diviso es desde el Macizo Central. Tomamos la montaña como referencia, debíamos llegar hasta su base, aunque no subiríamos porque hacen falta conocimientos y equipo de escalada para hacerlo.

Torre Santa de Castilla

Al fondo, detrás del paisaje verde, la silueta de Torre Santa de Castilla

Llegando a Vegarredonda, hacemos la típica parada en los refugios a recargar agua y ver si hay alguien por allí. Al parecer los refugios están cerrados y no hay nadie, me parece un poco extraño que ni siquiera se deje la puerta abierta por si hay alguna emergencia. Hasta esta zona yo ya había ido antes, cuando estuve en el Mirador de Ordiales, pero esta vez la dirección era la opuesta a la de aquella vez.

Refugio de Vegarredonda

Los dos refugios de Vegarredonda

Empezando la subida fuerte hacia Jou Santo por la Fragua me desmarco del resto del grupo, voy bastante ligero y así entro en calor, porque en toda esa zona da la sombra y no es una época en la que haga precisamente calor. Una vez pasado al otro lado del cordal, el sol calienta con ganas y me quedo un rato esperando al resto, tirado en una piedra, cual lagartija del desierto.

Torre Santa desde el Jou Santu

Vista de Torre Santa desde el Jou Santo

Una vez llegados a Jou Santo, ponemos rumbo al Boquete, donde hemos decidido que se va a comer por haber unas vistas impresionantes del Macizo Central. Siempre me han gustado estos momentos de descanso, bocata y charla, sobre todo teniendo buen tiempo y en un lugar tan increíble.

El Boquete

El Boquete, uno de los pasos de entrada al Cares desde el Macizo Occidental

Macizo Central y Caín

Vista del Macizo Central y Caín

Después de comer y viendo que Caín no está tan lejos, algunos nos animamos a bajar hasta allá por la Canal de Mesones y luego hacer el recorrido del Cares hasta Poncebos. Un paseo bastante curioso. El grupo se separa y empezamos la bajada, con un desnivel bastante bestia como puede verse en el perfil al final del artículo. Pobres rodillas. Eso sí, algunas partes del camino bien merecen el esfuerzo. Bajar por esos sedos excavados en la roca con unas caídas imposibles, es algo que de verdad merece la pena.

Sedo en la Canal de Mesones

Bajando por uno de los sedos de la Canal de Mesones

En menos de lo que esperábamos, llegamos a Caín y sin parar apenas, ponemos rumbo a Poncebos mientras empezaba a anochecer. Llegamos a destino casi sin luz, pero no hizo falta que sacase el frontal de la mochila. Fue una llegada con luz por los pelos.

Descargar track

Desafío Cantabria vs Noruega

Con un nombre tan épico, hemos bautizado a un nuevo proyecto que haremos entre mi compi de escapadas montañeras y yo.

Aprovechando que cada uno está en una punta de Europa, y para demostrar que Cantabria puede llegar a ser tan verde y espectacular como otros paisajes del norte del continente, en este caso Noruega. Iremos publicando una serie de rutas que vayamos haciendo durante los meses de primavera-verano, cada uno en su sitio.

Desafío Cantabria vs Noruega

Me imagino que Fermín no ponga sólo rutas de Cantabria porque al fin y al cabo la mayoría se harán en Picos de Europa, Parque Nacional situado entre las provincias de Asturias, Cantabria y León. Pero creo que se entiende el objetivo final 😛

Será una buena manera de comparar rutas y llevar un pequeño pique que nos forzará a ponernos a prueba en la montaña y hacer posts mejores.

Ruta: Fuente Dé – Canal de la Jenduda – Horcados Rojos – Cabaña Verónica – El Cable

Esta ruta tiene un nivel intermedio, excepto en la parte de subir la Canal de la Jenduda, donde ya hay bastante más dificultad. Bien por la pendiente, por estar en una garganta muy estrecha, donde en algunos sitios hay cuerdas para poder subir sin demasiado peligro o las piedras que inevitablemente se desprenden y pueden dar a otros miembros del grupo. La verdad es que se puede evitar subiendo en teleférico, pero yo tenía ganas de subir esa canal.

Parte complicada con cuerdas para ayudar a subir

Para subir esta canal recomiendo que el grupo vaya muy junto si hay pocos componentes o bastante separados si son más. Nosotros nos separamos un poco y casi hay algún percance.

Tramo con más pendiente y más peligroso de la canal

En la zona de la foto anterior, la piedra está muy suelta y el camino más pisado no se distingue bien. Y aunque un resbalón no es fatal, sí que puede suponer cuatro o cinco metros de resbalar por las piedras, algo que no es muy divertido 🙂

Llegando a los Hoyos de Lloroza

La subida a Horcados Rojos por el camino típico no es nada complicada, lo único malo es la cantidad de gente que va, aprovechando el teleférico. Se ve subir a veces a gente que va con zapatos de tacón y hasta con chanclas.

Aquí se puede ver la cantidad de gente que sube a la Torre de Horcados Rojos, una romería

Normalmente se suele subir primero a Cabaña Verónica y después a Horcados Rojos, pero en esta ocasión lo hicimos al revés porque empezaban a llegar algunas nubes y no queríamos perdernos la vista del Naranjo.

El Naranjo de Bulnes con un mar de nubes al fondo, bonito paisaje para comer el bocata

Un amigo que se posó a nuestro lado a ver si le caía algo de los bocadillos

A esto se le llama hacer el cabra

Ahora cuento la historia de la foto anterior. Mientras comíamos, un golpe de viento muy fuerte se llevó hacia esa tremenda pendiente un bastón, un guante, una gorra y una bolsa con basura. La basura fue la que más lejos llegó, justo al lado de una grieta. Pero como me fastidia que haya porquería en Picos no tuve más remedio que bajar a por ella, jugándome un poco el pellejo. Lo malo es que de otro golpe de viento, la bolsa salió volando, dejando atrás su contenido, que recogí después.

El Pico Tesorero, nuestro primer objetivo

Aunque queríamos haber subido al Tesorero, no pudo ser porque todavía había demasiada nieve. Un grupo de montaña de Gijón lo intentó y tuvieron que dar la vuelta. Sin más que hacer, pasamos por Cabaña Verónica a disfrutar de las vistas y volvimos abajo, concienciados de que tendríamos que bajar en teleférico porque la bajada por la Jenduda es un poco peligrosa.

Un hombrecillo tomando el sol con sombrilla-paraguas un poco más arriba del teleférico

Descargar

Ruta: Bejes – Collado de la Llaguna

Subida Collado de la LlagunaAprovechando que volvió a hacer bueno, se impuso volver a Picos. La verdad es que cogí el track para elCollado, Sagrado Corazón y Samelar GPS de por ahí sin fijarme muy bien dónde íbamos y resulta que fuimos a un sitio que yo ya había estado antes, el Collado de la Llaguna, uno de mis lugares favoritos en Picos con diferencia. Otras veces había subido desde Allende hasta el Collado Pelea y vuelto por el mismo sitio, pero la ruta del track me gustó mucho más porque era circular.

Vista Valle de LiébanaEl camino en sí no es muy complicado, salvo el último trecho en el que prácticamente era subir a derecho, eso sí, la vista desde el collado merece la pena. Se ven desde los montes de Palencia, una parte de los Picos de Europa, todo el valle de Liébana, las montañas del desfiladero de la Hermida e incluso el mar. La sensación que tienes cuando haces el último esfuerzo y llegas arriba es de euforia simple y llana.

Ademas arriba descubrí un juego nuevo, mezcla de curling y petanca…

Descargar