Archivo de la etiqueta: profesores

Para no pasar frío, bigotón

Todo el mundo sabe que hay que mantener las vías respiratorias bien cubiertas para evitar esos catarros e infecciones tan molestas. Sobre todo estando en estas latitudes, la mejor manera es con este invento, la BeardHead.

Un auténtico barbudo con bigote vikingo

Los bigotes son intercambiables, hay varios colores y modelos: vikingo, morsa, Mario y Fu Manchú. Desde luego es algo que no dejará indiferente a la gente con la que te cruces. Los chicos de BeardHead han hecho una prueba de campo para ver la calidad del gorro, aquí lo tenéis.

Está claro que este gorro haría las delicias de Vicisitud y Sordidez, después de todo, un bigotón es siempre un bigotón, aunque sea postizo.

Visto en Gadgets de montaña.

Rebuscar en el pasado

Ayer, de pura casualidad, he dado con el blog de un antiguo profesor que tuve en el I.E.S. José María Pereda y de su perrita Douce.

A través de él he ido dando con información de otros profesores, algunas cosas ya las conocía, pero todo indica que la mayoría de ellos cojeaban del mismo pie, concretamente del izquierdo. Sé que ninguno de ellos intentó inculcar nada a sus alumnos, salvo conocimientos y ser más solidarios y mejores personas. Queda demostrado con varios compañeros de clase que tuve, de los que todavía tengo noticias o mantengo el contacto, la mayoría sin ningún tipo de ideología o totalmente contraria a la de aquellos profesores.

Con el tiempo, cada vez que echaba la vista atrás, me daba cuenta de ello, hasta que el año pasado vi que mi antiguo profesor de gimnasia se presentaba a alcalde de Santander por IU a las elecciones municipales. Y es que las cosas nunca son lo que parecen, pero sí, ahora puedo decir, desde la perspectiva que me dan los años pasados, que sus actitudes y formas de ser, delataban sus pensamientos, por mucho que fuesen neutrales en las aulas.

El que más pudo influir fue Fernando Llorente, al cual, como ya expliqué en el primer post, le debo el nombre de este blog. Dejo el enlace de sus verdaderos pe(n)sares (iré poniendo alguno de vez en cuando aquí), reencontrados después de muchos años.

Como no creo que fuese su intención, sino curiosidad mía, que comenzase a interesarme por temas filosóficos/políticos, no tengo nada que reprocharles, más bien todo lo contrario. De vez en cuando, viene bien saber que hay más gente parecida a tí de lo que pensabas realmente. Anima.

A todos ellos, simplemente gracias.